Translate

viernes, 5 de julio de 2013

PACTUM


 

ÍNDICE
Prefacio..................................................................     7
La Danza Nocturna.................................................    9
La Hechicería Antigua............................................   17
Conocimientos para ejercitar las Artes Mágicas........ 45
Sortilegios..............................................................   69
Encantamientos producidos por las virtudes y cuali­dades de los sapos................................................ 91
Encantamientos producidos por la semilla del helé­cho y sus propiedades........................................... 99
Hechizos por medio de un murciélago....................... Talismanes............................................................. 113

 

 

PACTUM

              LA OBRA MAGISTRAL DE LA HECHICERIA ANTIGUA.
Secretos para hacerse amar. – Embrujamientos. – Talismanes. – La magia en divrsas manifestaciones. – Secretos infernales. – Sortilegios. – desembrujamientos. – Exorcismos. – y un sin fin de recetas para formar fortuna y éxito.
La presente obra es entre sus similares, la más autorizada, la más explícita, por cuanto en ella se encierra una serie de secretos, como así determinadas oraciones de un valor eficaz, inapreciable para todas aquellas personas
que se han dedicado a conocer de cerca el enigmático problema de la Magia y sus fenómenos psíquicos. Mucho se ha hablado y podrá hacerse acerca de la hechicería antigua. Los grandes maestros del ocultismo. San Cipriano, Iroe, Alberto el Grande y otros han volcado dentro de su estado maravilloso, todo un tesoro de su ciencia, y espíritus inquietos han sabido recoger el fruto entrañando para sí las lecciones de aquellos eruditos en la materia oculta.
Páctum fue; sin duda alguna el padre de la hechicería, pues sus trabajos misteriosos le dieron una aureola de prestigio y renombre, pues en las horas de la noche, bajo el influjo constelar, supo con su espíritu sagaz emprender arriesgadas empresas que asombraron a sus adeptos. Tras de mucho investigar y de llevarlo a la practica el sabio maestro dejo un caudal de trabajos que hoy en día constituyen el tesoro inagotable que comprende la presente obra.
Recomendamos a la consideración de todo el texto de este libro, por ser el mas antiguo y el mas completo de cuantos se han publicado.

LA DANZA NOCTURNA

 Para conseguir lo perdido

A las doce de la noche y en algún suburbio bajo la luz de la luna, debe realizarse la operación de la danza. Quiere decir que con un retrato en el pecho de aquél o de la
persona que se pretende, el interesado debe ejecutar el baile por espacio de diez minutos y decir a la vez la siguiente oración:  Espíritu superior por la fuerza y materia terrenal quiero que vuelvas a mí. Que vuestro pecho se una al mío y que los brazos insondables de Venus, fuerza poderosa, arrastre el influjo de mi sangre y la tuya. Que la voluntad mía sea cumplida".
Para satisfacer más el deseo es preferible que junto al retrato de la persona elegida el Talismán de Venus lo acompañe.

 Sortilegio para ligar a una persona

El Talismán de Venus debe ser envuelto en un trozo de seda blanca y a la vez colocado en una bolsita de color verde. A él agregar una figura del ser amado. Junto a él un
fragmento de piedra imán y en un día Viernes a la primera hora del alba decir la oración siguiente: "Talismán de mi amor por tu gracia y por tu don espiritual recurro a tí, para
que el amante de mi corazón cumpla mi anhelo y sacrifique todo en aras de mi ensueño. Que el espíritu excelso de Adonay me proteja y mi voluntad sea cumplida".
Hechizo para enamorar
El mes de Junio es el más apropiado para cometer la empresa de enamorar y conseguir la gracia del Amor. El día de San Juan por la mañana, si es posible cuando el astro solar arroja su primer rayo. La persona que realiza tal trabajo debe fijar su atención a las alturas, a la vez que llevará su mano al corazón para hacer la presente súplica.
Aquí el nombre de la persona que se anhela. A continuación:
 "Mío(a), solamente mío(a). Deseo que tu corazón se apiade del mío, que no me dejes sufrir. Que los malos espíritus se alejen y que la voluntad de mi pecho sea contigo".
(Antes de decir esta oración es necesario frotarse bien con el perfume de Venus).
Para triunfar de un rival
Un día Martes, apenas el reflejo solar asoma, la persona interesada debe de ir junto a la ribera y extraer un litro de agua. Luego escoge unas matas. Acto continuo se dirigirá a unos doscientos metros del sitio precedido. Allí hará una fogata y con el agua recogida apagará al final aquel fuego, que viene a ser la muerte de aquel amor. La oración que va a continuación debe decirse al ejecutar el citado trabajo:
"Luz de mi vida, por los espíritus de Adonay, Cloim, Ariel y Jehová, que este amor puro y sincero que ha nacido en mi pecho con el fuego intenso de una pasión sagrada, sea mío, puramente mío y que el mal espíritu se aleje hacia lo ignoto enterrando para siempre ese amor despreciable y abominable".
(El Talismán de Venus ejerce influencia en este pedido).
Sortilegio de la piedra imán
Con un fragmento de esta piedra maravillosa y en ocasión de que digan misa, debe concurrirse a la iglesia más cercana. Al aproximarse a la pila de agua bendita, debe ponerse un poco de sal molida sobre el imán, y se introduce en el agua diciendo, a la vez: "Imán, yo te bautizo. Imán eres, imán serás y para mi fortuna y suerte te llamarás".
Hecho esto se arrodillará en la parte central de la Iglesia, teniendo la piedra en la mano, se rezará un credo.
Debe hacerse con toda devoción. Se va a su respectiva casa, se toma una bolsita de lana encamada y se reza la presente oración:
Hermosa piedra imán, mineral y encantadora que con la Samaritana anduviste; a quien suerte, hermosura y hombre le diste; yo te pongo oro para mi tesoro, plata para mí casa, cobre para el pobre, coral para que se me quite la envidia y el mal trigo para que ... sea mi marido.
(Decir el nombre de la persona por quien se hace esta oración).
Para esta clase de ceremonia ha de tenerse limadura de acero, plata, cobre y unos granos de trigo. Todo así convenientemente preparado debe ir en la bolsa antedicha.
Por lo general el día Viernes es el más apropiado para esta operación. En ese día y mezclado en aguardiente ha de introducirse la piedra Imán en un vaso de tipo común, a la par que ha de decirse esta oración:
¡Oh hermosa piedra Imán y mineral! que con la Samaritana anduviste, suerte y hermosura para los hombres le diste, y me darás suerte y fortuna.
La piedra debe ser depositada, acto seguido, en su correspondiente bolsa, echando dentro de la bolsita unas limaduras de acero. El aguardiente y limadura debe adquirirse continuamente, en particular este último, para
que aquella no muera y mantenga su vitalidad, pues de lo contrario irá perdiendo su valor eficaz y el estado de la piedra no dará el resultado esperado.
Para hacerse amar locamente
De la persona interesada debe obtenerse un cabello.
Con él deben de hacerse dos cortes, luego decir: "Por Eloy, Milech y Venus, fuerzas magistrales de mi divino amor y para que tu consagración a mi alma sea definitiva yo te ruego por sus espíritus superiores tu hechicera pasión y que el nombre de... vuelque hacia mi sus mejores afectos". Luego en una hoja de papel Pergamino virgen y con la pluma de auca macho, debe escribirse con tinta
mágica el nombre y apellido del elegido del corazón. La oración que va entre comillas debe decirse durante siete días y dentro de las ocho y nueve horas de la mañana.
Para dominar a los hombres
El Talismán dominatur o sea La Llave de los Pactos, ejerce un poder supremo en los espíritus. Mucho se ha hablado sobre el poder de esta reliquia, pero cuanto se ha dicho, poco es para darle el alcance y significado que le corresponde a tan preciada y significativa llave, pues ésta es la que abre por lo general las puertas a todas las
personas que por una u otra inclinación quieren dedicarse al insondable misterio de las ciencias ocultas. Esta es la que Salomón empleaba para substraer hacia sí y redimir a todos aquellos espíritus que por una u otra circunstancia acudían ante el sabio maestro.
Esta llave formada en su tipo característico y de metal dorado debe ser llevada consigo. El día domingo dentro de las primeras horas es el más apropiado. Al mismo debe agregarse un pedazo de piedra Imán y diciendo a la vez:
"En el nombre tres veces santo y poderoso del Supremo Hacedor de todas las cosas, en el nombre del Hijo y Santo Espíritu, uno y trino, por la gracia concedida a los ángeles de luz, por lo que a mí me ha dado al formarme persona humana, a imagen y semejanza suya; por el poder que confirió a los siete planetas, que son: Sol, Luna, Marte, Mercurio, Júpiter, Venus y Saturno, para reinar, influir y dominar en todo cuanto hay encima y debajo de la tierra o de las aguas; por las palabras sagradas que encierra este
Talismán dominador, por los nombres de los buenos espíritus. Adonay, Elvchais, Almanab, a quienes suplico su poderosa protección, a fin de lograr, por su mediación, el absoluto dominio de las criaturas, espíritus y elementos".
Acto seguido debe colocarse en una bolsa de seda encarnada y se perfumará con polvos de incienso y mirra.
Todos los domingos a la salida del Sol, se echarán en la bolsa unas limaduras de acero para alimento del Talismán y siete granos de trigo como ofrenda a los siete planetas.
Al colocarlo sobre el corazón se dirá:
"¡Oh, planeta misterioso que riges y gobiernas en esta hora todos los destinos del mundo y de las cosas, tómame bajo tu protección y amparo y favoréceme con tus dones hasta la hora de mi muerte. Amén!"
 Para hacerse amar ciegamente
Entre las once y doce horas de la noche la parte interesada debe dirigirse hasta la mansión silenciosa de los muertos. Allí debe saltar el muro o la parte que
circunda a éste. Dirigirse hasta donde se halla el sitio más abandonado. De allí extraer unos pedazos de tierra y llevarlos consigo. Al día siguiente, a las seis horas debe depositar aquella tierra en la casa de su elegido, al tiempo
que dice: "Amante de mi corazón, que esta tierra arrancada del sagrado recinto donde reposan los que en esta vida ofrendaron su amor y dicha por sus hermanos espirituales, sirva para que ese amor nacido en mi corazón bajo el
influjo del planeta Venus se acreciente día a día, y que la fe y la esperanza, no destruyan al pasar del tiempo esta pasión hecha carne en mi alma y que el supremo hacedor me proteja y escude en sus brazos".
Para conseguir el amor de un viudo
Un día martes a las seis horas debe dirigirse a la casa del viudo. Allí arrojar sobre la puerta una fracción del perfume de Venus, a la par que se dice:
"Por el espíritu de Adonay a quien suplico mi ruego y espero su protección
generosa, tributo para siempre mi fe y mi amor hasta que (nombre de la persona) sea unido a mi corazón. Que la ventura y la gracia del Señor se apiaden de mí".
Para estar libre de los espíritus y dormir tranquilo
En el noveno mes del año y cuando el astro solar ha entrado en su mayor fulgor debéis escoger la flor de la caléndula y envolviéndola con el diente de una vaca y uniéndola con un grano de alcanfor la depositaréis en una
bolsita de color obscuro. Llevar dicha bolsita por espacio de un mes y estaréis alejados de los malos espíritus y recobraréis el buen estado anterior para poder dormir tranquilo.
LA HECHICERÍA ANTIGUA
El sapo, la víbora, el gato, el lagarto y asi otros animales ejercieron un poder extraordinario en el misterioso arte del embrujamiento. Cuéntase que el poderoso mago Buenoix reunía para hechizar con su fascinación personal, a determinados ejemplares, que luego sacrificaba en aras de sus anhelos. Asi se ve que el sapo con los ojos cosidos es lo suficiente para redimir el espíritu de la persona que uno desea. La víbora muerta desbarata cualquier tentativa
que se quiera tramar sobre determinada persona. El gato negro es señal de suerte, pero hay que atraerlo consigo y tenerlo por espacio de una semana. De esta forma todo malestar desaparecerá. Así como estos animales está el lagarto y otros cuyos poderes extraordinarios en la magia son vastamente conocidos.
Hechizos para hacerse amar
Buscar dos murciélagos, macho y hembra. Aprovechar la sangre de ellos y mezclarla en espíritu de sal de amoniaco. Todo esto ponerlo en un frasquito, a fin de que éste pueda ser llevado en el bolsillo o cartera de mano.
Al desear ejercer su hechizo es suficiente que una gota caiga sobre el traje o vestido de la persona consignada, para que su atención sea desde ese día su voluntad.
Para olvidar un amor
Encaminaos al cementerio y arrancad de él unas malvas. Regresad a casa y poniéndolas debajo del colchón y durante quince días, diréis lo siguiente:
(Nombre). Como se marchitarán estas hojas asi quiero que ese amor que un dia depositas junto a mi dolorido corazón, se sepulte para siempre lo que aun queda dentro de mi. (La fe y el poder de esas palabras darán al tiempo el
resultado esperado).
Para triunfar en las empresas
Muchas son las personas que se han dedicado a innumerables empresas y el fracaso ha coronado siempre a aquéllas la esperanza de sus sueños. Para eso, el Talismán de la Suerte es un amuleto que nadie debe abandonar al arriesgarse a cualquier empresa. Para ese fin debéis llevar consigo tan apreciado Talismán y podéis constatar que el factor suerte, siempre estará de vuestra parte. Las siguientes palabras deben decirse durante los días martes y viernes: "Talismán divino, que tu gracia y guia sean alicientes para que mis empresas triunfen en la vida".
Para librar a los niños del mal de ojo
Para librarse de esta ojeriza, que tanto daño causa entre el elemento infantil, es necesario precaverse y para tal fin, es conveniente llevar consigo un amuleto destinado a contrarrestar el influjo de ese mal espíritu. Poseyendo el Talismán de referencia y agregando al levantarse la siguiente oración, aquel mal desaparecerá: "Espíritu maligno, que a mi te acercaste, y que el mal dejaste, para hacerme sufrir; yo pido al Señor, que desaparezca, y a la vez me ofrezca un dulce vivir".
Para reconciliarse con el novio
Al retrato de! ser amado, hay que dedicarle durante una semana, tres Padres Nuestros, tres Aves Marías y tres Salves, que hay que decirlas con fervorosa unción.
Después de todo esto, ofrendarle al santo milagroso de su devoción un novenario. Completarlo con siete oraciones a la Santa Cruz de Caravaca y bendecir la crucecita antes de ejecutar este último trabajo.
Magia del gato negro
Cuando un gato negro estuviere carnalmente unido con una gata del mismo color, tomaréis una tijera y cortaréis un mechón de pelo de ambos animales. Resumiréis luego los dos mechones, formando uno solo, con el que untaréis un poco de romero del norte para quemar todo, hecho lo cual, se recoge cuidadosamente la ceniza y se introduce en un frasco de vidrio donde echaréis unas gotas de espíritu de sal de amoniaco. Conviene aplicar bien el tapón para que no se evapore el liquido.
Dispuestas las cosas de tal manera, retendréis el frasco en la diestra de la mano, mientras se dicen las palabras siguientes: Ceniza que con mis propias manos fuiste quemada y que con una tijera de acero fuiste del gato y de la gata cortada: toda persona a quien te diera a oler quede encantada. Esto por el poder de Dios y de María Santísima, su madre.
Cumplidos los requisitos, reconcentraréis en el frasco, toda la mágica energía de la voluntad, de modo que quede saturado de vuestras intenciones.
Para conseguir ser amada
Poseer el retrato del sueño dorado. A las diez de la noche y en particular el dia martes, sahumar la habitación y ofrendarle al ser querido la oración consagrada a tal fin, y que dice: "Amado mió, fuente divina e inspiración de mis afectos, a tí ofrendo en este día todas mis esperanzas yque mis sueños se conviertan en realidad anhelada. Que tu
corazón amante busque en mi, el calor inmensurable que en el mió hallará. Que Venus, protector de los enamorados, me albergue en su seno".
Talismán de Venus
El amor, fuente donde recurren todos aquellos corazones, jóvenes amantes de un cariño reciproco, tendrán en este Talismán un protector maravilloso. A él deben la felicidad un buen numero de parejas. En todos aquellos espíritus en quienes no hayan sonreído la gracia divina del Amor, sonreirá un rayo de esperanza. Rayo de luz que Filtrándose por las ventanas del alma irá ganando poco a poco el sentimiento espiritual que se alberga en cada pecho y asi florecerá la palabra mágica que todo lo sintetiza el Amor.
Recomendable es bajo todo punto de vista este Talismán y quien lo posea tendrá consigo un amuleto útil y eficaz y el triunfo coronará sus esperanzas.
Para desear un amor extraordinario
Un trozo de papel pergamino virgen y dibujar en él con tinta mágica el nombre y apellido de la persona consignada, serán elementos indispensables para ver coronada sin esfuerzo alguno esta aspiración legitima. Luego debe
escribirse con sangre propia las palabras; Murongosip y Muromen. Poseer el Talismán del Amor o sea el de Venus, y llevarlo colgado al cuello, sin que el ser querido,esposo, etc., puedan darse cuenta.
Para conseguir un, éxito en. el amor de las mujeres El corazón de una paloma hay que ponerlo al alcance de una víbora, para que ésta lo coma. Ambas representan la inocencia y el vicio. Muerta la víbora, póngase a secar
hasta que pierda todo olor. A medida que el tiempo transcurre y hecha la operación que antecede, el amor irá extendiendo sus galas y el éxito sonreirá a su debidotiempo.
"La estrella mágica
Afortunado puede llamarse quien posea esta reliquia poderosa. El rey Salomón, hombre de cuya obra se cuentan múltiples manifestaciones, la usaba constantemente y a este amuleto debe en parte el triunfo airoso con
que salía en sus innumerables contiendas. Los malos espíritus que en determinado tiempo predominaban en su alma desaparecieron, y su palabra sabia era escuchada por sus adeptos. Por eso cualquier espíritu atormentado
verá desaparecer el mal, sí usa este Talismán y dedica por la mañana las siguientes palabras: "Estrella mágica, por el espíritu de Salomón, rey inmortal cuyo paso proceloso se vio florecido por la obra del bien, por la ventura y la gracia infinita y por las almas que luchan y ruegan en esta vida, tormento de lágrimas, te ofrendo y suplico el
bienestar común de las almas nobles. Que asi sea y que tu gracia esté con nosotros, hermanos, los que sufrimos en esta tierra".
Para dominar a las personas
Existen personas que por su influencia ejercen un predominio sobre el circulo de sus amistades. Todo esto es producto de condiciones naturales y su resultado es lógico. El secreto es el que cito a continuación.
Habla antes que la persona a quien pretendas dominar.
Mirala con fijeza a los ojos y sostén su mirada, con la convicción de que eres más poderoso que ella. Asi serás dueño de su voluntad y de su espíritu. Ejerce el poder de tu palabra, que ésta sea como un mandato. Sé autoritario y
lograrás apoderarte de los que te rodean, con una fe ciega e inquebrantable.
Para bendecir a una casa
Un dia viernes y apenas el sol asoma en el horizonte, es necesario hacer la bendición de la casa. Para tal efecto debe dejarse caer sobre la parte techada unas gotas de agua bendita y al tiempo que dice: "Casa, casa bendita,
que el Señor, protector del sentimiento humano, protector de los humildes y albergue de los que sufren en esta tierra, proteja y escuda esta casa, donde la fe, el amor y la
esperanza, rubricarán estas tres palabras. Que la ventura omnipotente se vuelque hacia aqui, para que los malos espíritus se alejen y retorne la alegría de antes". Dicho lo que precede se dirán tres padres nuestros. De esta forma la
casa estará bendecida y libre de cualquier mal espíritu.
 Otra receta para alejar un mal espíritu
En las primeras horas de un día domingo debe irse junto a un bosque frondoso y de uno de esos árboles, cortar cuatro ramas. Con esas ramas encender fuego a! Tiempo que se dice la oración siguiente: "Mal espíritu, que tu diabólica y siniestra figura desaparezca de mi vista y que por el tiempo de los tiempos te hundas en el insondable abismo del misterio. Que el espíritu de Lucifer acompañe tus pasos en la tierra, y que el infierno, purgatorio de los malos engendros, sea tu recompensa".
Para evitar el daño
Adquiérase el Talismán celestial cuya carátula representa el astro solar con su séquito de estrellas alrededor y rodeado de un círculo cabalístico que representa los enemigos invisibles obstaculizados en su paso por el poder
celestial y de esta forma se evitará el daño que quieran hacer en contra de uno y se evitará las malas influencias.
Reliquia del Caburé
Para combatir las tristezas y las contrariedades está el poder magnético de este Talismán, como asi para conseguir éxito en lo que se desea. Este amuleto debe llevarse
pendiente del cuello y de esta forma el triunfo irá alimentando el espíritu del ser privilegiado que sea poseedor de tan codiciado amuleto. Las palabras siguientes, deben decirse durante los días lunes, miércoles y domingos, de las diez a las once horas de la noche. "Caburé, por tu gracia y virtud concédeme los favores que mi espíritu anhela, que todo el augurio de felicidad venga a reinar dentro de mi ser, que mi voluntad sea satisfecha con la característica que encierra este amuleto consagrado por la constelación de las estrellas".
Para conseguir suerte en el juego
Bien se sabe que el juego es un enigmático problema que sólo beneficia a determinado número de personas. Muchas de ellas son favorecidas constantemente y otras suelen serio por el espíritu inquieto y perspicaz. Pero la mayor parte de las veces la adversidad encuentra amplio margen para los Jugadores y por más tino y agudeza que se emplea, todas las operaciones puestas enjuego se estrellan contra las mejores voluntades. Para tal fin y para que el factor suerte acompañe al jugador nada mejor que el Talismán de la suerte, cuya figura es ampliamente conocida. Antes de entrar en juego débese musitar lo siguiente:
NOTA:
PAJI 25.
"Oh divino Talismán cuyo poder y gracia necesito, concédeme tus favores y que la estrella luminosa proteja en esta hora al que desde ahora eleva su mego. Que tu gracia bendita y espiritual esté siempre conmigo".
Para ahuyentar a los malos espíritus
En los días martes y viernes deben sahumarse las habitaciones con los aromas que se especifican, como son:
enebro, incienso, mirra sangre de drago, esteraque, azúcar candi, romero, flor de alhucema, almizcle, benjuí y perfume de las diosas. No debe faltar a esta composición aromática ninguna de estas composiciones, pues al faltar alguna de ellas, pierde su verdadero valor y eficacia. Al ejecutar el sahumerio deben agregarse las siguientes palabras: "Espíritus infernales, alejaos de mi paso, que en esta casa, recinto de paz y dulzura reine siempre la armonía y que el mal espíritu se aleje a regiones ignotas.
Que entre el bien y que salga el mal''.
Para pronosticar el porvenir
Consíganse los famosos Tarots Egipcios y en particular el día martes, que es el más señalado para esta clase de operaciones, échense las cartas y de esta forma la persona consultante podrá apreciar de cerca su verdadero destino
y el porvenir que le aguarda. Estas cartas, son las que predestinaron a los hombres de más prestigio acerca de su vida y de su futuro, por eso no es extraño que determinadas personalidades consulten a un cartómago de confianza y renombre, su porvenir. El mismo Napoleón antes de emprender cualquiera de sus gloriosas batallas, gustaba
de antemano conocer su destino y recurría a las cartas, para saber lo que le deparaban.
Para bendecir a una criatura
Ir a la Iglesia y llenar un Frasquito con agua bendita.
Con esa agua presignar a la criatura y acto seguido rezar en su nombre el Padre Nuestro y el Ave María.
Para tener un alumbramiento feliz
Horas antes del alumbramiento debe colocarse en el vientre de la parturienta la milagrosa cruz de caravaca. De esta forma se conseguirá un parto feliz.
Para callar la boca de un rival
Tómese cien gramos de aceite de oliva y sahúmese antes de proceder a la operación. Acto seguido encamine sus pasos a la casa de la persona consignada. Frente al umbral de la casa o habitación échese el liquido indicado.
De esta forma se conseguirá que la murmuradora guarde su lengua y no volverá a hacer uso de ella. Este trabajo tiene que ser ejecutado antes de las seis horas de la
mañana.
Para que otro espíritu maligno no consiga dormir tranquilo
Tómese una tijera que no haya tenido uso alguno y coloqúese en forma de cruz debajo de la almohada al ir a acostarse. De esta forma se logrará que aquel espíritu no pueda conciliar el sueño durante la noche. Cuantas veces
quiera hay que repetir la operación.
Para cortar la relación con su amante
En las primeras horas de un dia martes y con el retrato del amante, diríjase al cementerio. Alli recogerá un poco de tierra mojada por la lluvia y regresará a su domicilio.
Allí, de una manera o de otra, estrechará la diestra de aquél. Conseguido su propósito, podrá comprobar cómo desde ese momento, ese amor se entibiará poco a poco, y de esa forma, todo aquello que fue una pasión profunda, se trocará en odio y desprecio.
Para apresurar casamientos
Los enamorados suelen ser defraudados en sus esperanzas y a veces el tiempo pasa y los años se suceden sin determinarse a algo. La pasión humana es cada día mayor, pero hay que saber por una u otra circunstancia adaptarse a la voluntad del alma. Ganar el corazón de un hombre, y si el espíritu de éste es fuerte es tarea difícil.
Para lograrlo realmente se recomienda llevar consigo el Talismán denominado Poder Magnético, cuyo anverso representa una mano y signos característicos, que los hebreos usaban para tal fin. En el reverso hay una leyenda que circunscribe al destino de este amuleto.
Para defenderse del maleficio y hacerse amar
El maleficio es un daño causado por la hechicería y es el arma que emplearon buen número de personas para rivalizar en el amor. Ese fantasma engendro de la perversidad ruin, debe combatirse constantemente y para salir triunfante de este maleficio grave de que se valen esos seres mezquinos que en su alma encierran el odio y la perversidad, como armas superiores para la contienda de cualquier sexo, hay un antiguo Talismán de Venus cuya figura central es una rueda, vulgarmente conocida por la rueda de la fortuna. En el reverso comprende una leyenda que dice: Fuerza del planeta para hacerse amar de la persona que se quiere y defenderse contra el maleficio.
Recomendamos el uso, por considerarlo según Simón el mago, de cierta contribución al éxito de la empresa a realizar.
Contra la infidelidad
Procúrese conseguir un sapo vivo en un día lunes y cuando el astro solar no haya asomado aún y a la hora de Venus, lo pondréis a secar debidamente atado, hasta el
viernes próximo. A las doce horas de] dia viernes lo pondréis en un puchero con aguas de charco, estancada, y le haréis hervir hasta las doce de la noche. A la mañana
siguiente rociar flores con aquella agua y darle a oler a la persona que os sea infiel, de esta forma podréis comprobar cómo esta persona desde ese instante os amará más que
nunca y no volverá a ser infiel en e) resto de su vida.
Para conquistar el corazón del hombre o de la mujer
que uno sueña
Un día martes a las diez de la noche y en papel pergamino escríbase con la famosa tinta mágica y con la pluma de auca macho, el nombre y apellido de la persona señalada de antemano. Escrito lo que antecede, colóquese el trozo de papel debajo de la almohada y dígase la oración que se detalla:
"(Nombre de la persona) que tu corazón huérfano de amor halle en el mío, lo que todo pecho atesora. Que mi ardiente cariño sea rubricado con la esperanza de tu afecto, y que estas palabras sublimes sean portadoras de todo lo grande que se alberga dentro de mi para que tú espíritu sueñe una y mil veces, con la que hoy eleva tu ruego, para que esta esperanza se convierta al través del tiempo en la más firme y absoluta realidad. Que asi sea".
Para conseguir la declaración de un hombre
Trátese de atraer la atención de la persona interesada, y en todas las circunstancias que tenga que extenderle la mano, trate de perfumársela con el famoso polvo de Venus. De esta forma se conseguirá que el apuesto galán sea conquistado de poco a poco. Para que el resultado sea eficaz llévese consigo el Talismán que lleva el nombre de la diosa del Amor, que es Venus.
Para librarse de los malos espíritus
Para conseguir la libertad del alma y verse alejado de aquellos espíritus que son al parecer los que perturban el estado de ánimo del ser humano, hay que proveerse de una reliquia que bajo el nombre de poder magnético y que con la carátula del apóstol supremo, se considera una fuerza para contrarrestar aquellos endemoniados seres que atentan contra el sentimiento, y que son durante su paso por la vida, engendro de la perversidad, pues su único fín es desparramar a los vientos, esta pasión intempestiva que se esconde bajo su alma, cubierta de odio hacia las gentes que luchan por el bienestar común.
Para conseguir bienestar
Los días martes y viernes encaminarse hacia una iglesia, donde haya un santo a quien se le dispense por parte del pueblo cierto prestigio milagroso. Junto a la parte central de la nave rezarlas oraciones de costumbre y agregar a esta oración la s.s- cruz de caravaca. Repetir estas visitas a la casa del Señor y siempre llevando consigo la milagrosa crucecita de caravaca, y al través del tiempo podréis comprobar cómo vuestra situación mejora poco a poco. Recomendamos mucha fe en esto y lograréis triunfar en vuestro destino.
Cómo se desvanecen las malas influencias
"El hombre está expuesto a la malquerencia; a ser odiado, envidiado, calumniado, en fín, a ser perjudicado moral y físicamente por enemigos desconocidos y por personas con quienes sostiene tratos, sin sospechar la maldad que en sus pechos encierran.
"Todos esos pensamientos engendrados por el odio y la envidia, se reflejan en el plano astral y llegan a influenciar a la persona que los ha inspirado.
"Si esta persona tiene una conciencia limpia, sin tacha;
si se consagra a hacer el bien en su derredor, puede decirse que se halla al abrigo de los pensamientos envenenados de sus enemigos. De la conciencia del bueno irradia una especie de luz que rechaza todas las fuerzas maléficas que puedan asediarle, en una palabra; su pureza de alma le hace fuerte a los ataques del exterior. El fluido espiritual que le envuelve en su coraza.
"Pero, como generalmente somos egoístas, en más o menos grande, y es muy raro el que no tiene algo que reprocharse respecto a su conducta y su conciencia, de ahí que los pensamientos del brujo casi siempre hacen mella en nuestra personalidad ya moral, ya físicamente.
"Para rechazar esas influencias, así como toda clase de embrujamientos, existen varios medios, tales como las oraciones, los exorcismos y los talismanes.
"Oraciones: Récense las indicadas en el septenario del maravilloso libro Enchiridion Leonis Papae, y todos los sábados, a las doce de la noche, la misteriosa oración de San Cipriano.
• "Exorcismo*: Hay muchísimos; nosotros expondremos uno solo, muy eficaz para preservarse de toda clase de embrujamientos.
"Se toma una vasija y se llena con agua de río o de fuente, échense en el agua tres pulgaradas de sal común, diciendo:
Yo te exorciso, criatura sal, en nombre del Padre, en el nombre del Hijo y en el nombre del Espíritu Santo. Amén.
"Luego, con una mata de espliego seco o tierno se rociarán cuatro puntos de la casa, correspondientes a los cuatro puntos cardinales. En cada uno de esos puntos se recitará la siguiente oración:
(* En el Gran Grimorio del Papa Honorio se halla un numero considerable de exorcismos contra el embrujamieato. Edición del Mago Bruno.)
"Bendice Señor, Dios Omnipotente, esta casa para que haya siempre en ella salud, victoria, tranquilidad y próspera suerte. Por lo que damos acción de gracias al Dios Padre, al Dios Hijo y al Dios Espíritu Santo. Amén.
Y esta bendición permanezca sobre esta casa y sobre los que en ella vivan, ahora y siempre. Amén. Amén. Amén.
"En seguida se perfumará la casa con un sahumerio compuesto de las siguientes substancias: Romero, ruda seca, canela, alcanfor e incienso.
"Talismanes-. Son muchos los indicados contra el embrujamiento. En el curso de esta obra ya hemos dado a conocer los más sencillos y eficaces que se conocen en la Magia Divina".
Aunque hemos manifestado reiteradamente que el odio es la base o, mejor dicho, la fuerza generatriz de todo embrujamiento, es necesario hacer constar que algunas veces el brujo se propone despertar el amor y gozar de sus delicias. ¿Cómo pretende realizar sus deseos? Leed la siguiente muestra, que entresacamos de un famoso grimorio latino:
Embrujamiento de Amor
Un sábado, entre once y doce de la noche, sirviéndote de agua de mar, llenarás una vasija de barro cocido y echarás en ella una torcida de algodón de unos tres palmos, diciendo al propio tiempo: ¡Duxgor! ¡Duxgori
¡Duxgor!
Sacarás luego la torcida y la pondrás a secar a la luz de la luna, durante ocho noches consecutivas, es decir, hasta la noche del sábado próximo, y entre once y doce reanudarás la operación diabólica. Encenderás un fogón de barro cocido y en él arrojarás un perfume satánico (al fínal encontrarás la fórmula) para sahumar con él la torcida.
Acto seguido tomarás la torcida y harás en ella siete nudos, recitando la siguiente invocación:
"¡Oh, Padre Satán! ¡Oh, Madre Scheva! En vuestro honor he levantado esta pequeña pira para que me escuchéis y me ayudéis (al llegar aquí harás un nudo en la torcida).
"Yo os invoco para que Fulano (o Fulana) de Tal me pertenezca en cuerpo y alma. (Harás otro nudo).
"Yo os pido con todas las fuerzas de mi espíritu que Fulano (o Fulana) de Tal no haga caso de ninguna mujer (u hombre) más que de mí. (Otro nudo).
"Yo deseo que Fulano de Tal sufra mucho por mí; que no pueda dormir ni sosegar, que mi imagen no se aparte de su pensamiento. (Otro nudo).
"Yo quiero que Fulano de Tal... (Aqui puedes pedirlo que particularmente desees de la persona que estás embrujando; otro nudo).
"¡Oh, Padre Satán.' ¡Oh, Madre Scheval.' Yo os ruego que me concedáis cuanto os he pedido y, en pago de ello, os levantaré, durante siete sábados seguidos, a la misma hora de hoy, una pequeña pira, como la de esta noche".
(Se hace el último nudo en la torcida).
"Se guarda la torcida envuelta con un paño negro y se oculta en un lugar que nadie lo sepa ni nadie la pueda hallar.
"Arrojando la torcida al fuego se destruye el embrujamiento.
"Perfume satánico. Mezclar una pequeña cantidad de polvos de incienso con otra de harina y un huevo. Se añade leche, miel, alcanfor y agua de rosas, y con el todo se hace una pasta y se deja secar. Se echa a trocitos sobre las brasas".
Para hacemos amar de una persona ausente y hacerle
sentir grandes deseos de venirnos a vernos
"Para realizar este trabajo de transmitir mágicamente nuestros deseos a largas distancias, es preciso poseer un objeto cualquiera que haya pertenecido por algún tiempo a la persona ausente que se trata de cautivar. Este objeto puede ser una prenda de vestir o solo un fragmento de ella, puede ser igualmente una petaca, un abanico, un pañuelo de bolsillo, etc., etc.
Cuando se esté en posesión de dicho objeto, se hará lo que sigue; Una noche, entre once y doce, en un cuarto cerrado y sin testigos, cogerás un pedazo de pergamino virgen y trazarás en él, con un pedazo de carbón consagrado, un doble circulo cabalístico, de uno a dos palmos de diámetro, según convenga.
Entre las dos circunferencias escribirás, con tinta mágica, el nombre y los dos apellidos de la persona ausente. Alrededor del circulo colocarás cuatro candeleros, con sus cirios correspondientes, los cuales se encenderán cuando se indique. Los candeleros, que serán de barro cocido y pequeñitos, deben colocarse a una distancia, aproximadamente, igual unos de otros y en dirección a los cuatro puntos cardinales.
Hecho lo que antecede, colocarás en el centro del círculo el objeto de la persona ausente y el Talismán de Venus. Luego se encenderán los cuatro cirios, por el orden que sigue; en primer lugar el cirio correspondiente a la
parte del Norte; en segundo, el de la parte Este; luego, el del Sur, y, por último, el de la parte Oeste.
Acto seguido recitarás el siguiente conjuro:
Rápida ronca, Run Ras, Paxiforme;
Grandura, Denclifax, Panta, Silente.
Yo os conjuro por los Cuatro Vientos,
Por Tizón y por Carbón
y por cuantos demonios-hembras son:
y por el Diablo Cojuelo
para que con pronto vuelo
me traiga a ... (aquí el nombre)
en este sitio. Aqui:
y me ame sólo a mí,
Que venga, que venga,
y no se detenga
por el aire como torbellino
sin que tropiece por el camino.
Grandura, Denclifax, Panta, Silonte,
Rápida ronca, Run Ras, Paxiforme;
Se matan las luces por el orden inverso en que han sido encendidas. Este conjuro debe repetirse nueve noches consecutivas, y es más que seguro que la persona amada
comparecerá ansiosa de vernos, si una fuerza mayor no se lo impide, pero no por eso dejará de amarnos menos y procurará venir en cuanto le sea posible.
El extravagante conjuro que precede lo hemos extraído de un pequeño libro de hechizos publicado en Sevilla el año de 1619. Se atribuye a una bruja muy célebre, llamada Benita.
Seguimos copiando textualmente:
   Invocación, diabólica
"Entre once y doce de una noche tempestuosa, en la que los relámpagos iluminan el espacio y el trueno retumba por la inmensa bóveda celeste y silba furiosamente el viento, pondrás en un fogón de barro cocido un
manojo de las hierbas siguientes, bien secas: mejorana, verbena, ruda y caléndula, y, además unas ramas de olivo, pino y sarmientos también secos.
"Extenderás unos instantes, tu mirada por los cielos, y con un cuchillo de mango negro*, que llevarás en tu mano derecha, trazarás en el espacio una cruz de San Andrés.
(La Cruz de San Andrés tiene la forma de X),
"Acto seguido prenderás fuego a la leña, y cuando empiece a chisporrotear recitarás con voz enérgica y con ánimo sereno y fuerte, la siguiente invocación.
"Espíritus negros y tempestuosos que vagáis irritados por entre las tinieblas; espíritus malditos, enemigos de la luz divina, que andáis revueltos e impelidos por la furia de los elementos, yo os invoco en esta hora lúgubre para que, sirviéndoos del agitado torbellino, del viento enfurecido y del trueno retumbante, podáis acudir a este recinto, apenas iluminado por el fogón siniestro, alimentado por las siete plantas que os han de purificar. (Aquí darás un fuerte silbido.) ¡Acudid, acudid! Dadme señales. Arboles
crujid. Niños llorad. Perros, ladrad. Serpientes, silbad, Maderas, crujid, Puertas, rechinad. Brasas, chisporrotead. ¡Ah malditos' Ya os presiento; ya estáis aquí.
(Echad en el fuego tres granos diabólicos). Yo os pido espíritus errantes, que Fulano de Tal ... (Se pide a los invisibles lo que se desea obtener de la persona que se ha nombrado, o bien se les obliga a que hagan tal o cual cosa
para perjudicarla).
"Una vez que hayáis formado vuestros deseos, concluiréis la invocación con las siguientes palabras'.
"Omnipotens sempiterno Deus, qui nos omnium sanctorüm. Amén".
"Los espíritus abandonarán inmediatamente el lugar.
Entonces apagaréis el fogón con agua, sal y vinagre.
"Granos diabólicos: Se componen de resina de pino, alcanfor e incienso, en partes iguales. Se mezclan estas drogas con espíritu de vino, hasta formar una pasta consistente, y se deja secar".
La invocación que sigue es muy eficaz para resolver todos los asuntos referentes al amor, pero es muy peligrosa, según nos advierte el grimorio de donde la
hemos sacado.
Invocación mágica que debe hacerse en la noche de
San Juan
"Esta invocación se recitará a las doce en punto de la noche de San Juan. En el lugar escogido no debe haber ninguna imagen sagrada ni objeto bendecido alguno. La estancia se cerrará bien y estará iluminada por una débil
lamparilla de aceite. Ante una mesa de madera de pino, cubierta totalmente con un paño negro, se colocará un espejo de gran tamaño. El brujo evocador vestirá sencillamente una bata de tela neg''a; calzará alpargatas negras
y cubrirá su cabeza con un pañuelo negro dispuesto a manera de turbante, y encima de él se pondrá una pequeña corona formada con hojas y flores de verbena.
"El brujo o la bruja tomará un plato de barro cocido, que no haya servido, y echará sal en él, hasta cubrir por completo su superficie. Luego abrirá el pecho de un palomo negro y le arrancará el corazón, haciendo de manera que la sangre del ave caiga sobre la sal contenida en el plato.
"El evocador tomará con la mano izquierda el corazón del palomo, y, levantando el brazo, lo mostrará a su imagen reflejada en el espejo, y pronunciará, a media voz, la siguiente invocación:
"¡Oh, Gran Satán! ¡Oh, Gran Cabrón! que en la Noche de San Juan los brujos con devoción te invocan, y por Satán cumplen con su obligación. Los astros rodando van buscando su conjunción... Yo aprovecho la ocasión por la
fuerza de Satán para que escuche mi oración y se realice mi plan. !0h. Gran Cabrón! ¡Oh, Gran Satán!
"Al llegar aqui el brujo o la bruja debe añadir por su cuenta lo que desee resolver referente a sus amores, y el Espíritu del Averno o sus servidores la atenderán debidamente.
"Después de la petición se recitarán las palabras
satánicas siguientes:
"Onkerris Satana Karrica Mafurra
Kunfáx Athanatos Kalifáx Derrok
Amphasqui Tumedka Filarna Tirruka
Maskax Luciferus Escheva et Moloc".
43
CONOCIMIENTOS PARA EJERCITAR
LAS ARTES MÁGICAS


Aquella persona, varón o hembra, que quiera dedicar suespíritu a las Artes Mágicas deberá poseer una verdadera vocación por ellas, poniendo toda su voluntad y buena fe en sus ejercicios y pláticas. Es muy importante que no olvide, que los espíritus a quienes invoca leen sus pensamientos, y si no pone en la invocación todos sus sentidos, sin distraer en lo más mínimo su atención del trabajo que ejecuta, en lugar de ser atendida su invocación, será castigada en su temeridad por los mismos espíritus a quienes haya molestado o llamado para pactar con ellos.
Deberá asimismo tener presente, que no pueden hacerse las invocaciones en sitio en que haya cruces o signos bendecidos. La persona que quiera hacer los experimentos deberá estar absolutamente sola, a no ser que la acompañe persona indicada en el arte y que tenga hecho pacto con algún espíritu.


El sitio más adecuado para hacer las invocaciones, será siempre la cima de una montaña a cuya falda circule un rio, procurando que en sus contomos no haya otra más elevada. Si esto no pudiera ser, se buscará un lugar próximo a un rio, donde se crucen dos caminos formando cuatro sendas que vayan en opuestas direcciones; estas sendas representarán los cuatro puntos cardinales del universo, en cualquiera de los cuales puede hallarse en aquella hora el espíritu con quien se quiera tratar. Es de absoluta necesidad que el rio esté muy próximo al punto de la invocación, por ser el agua y el aire los elementos más apropiados a la transmisión del pensamiento, y juegan éstos, en unión de los metales, un gran papel en el ejercicio de las Artes Mágicas.
Caso que por motivo de salud o por otra cualquiera causa no fuera posible ejecutar la invocación fuera de
casa, será preciso escoger una habitación solitaria; revestida de una tela negra por todas las paredes y techo;
después de hecho esto, se abrirán las ventanas y se dirá la siguiente oración:
"Ya se halla preparado el lugar para los experimentos;
en él no hay nada bendecido ni signos religiosos; mi alma
se halla completamente libre del espíritu divino y dispuesta
al pacto con los espíritus del Averno, a los cuales voy a
invocar con toda mi voluntad, y sin obedecer a mandato o
imposición de nadie".
Es necesario que no se sienta temor ninguno en aquella hora ni a la aparición del espíritu, pues si es temeroso se expone a ser atormentado por el espíritu mismo que a su conjuro se aparece. El verdadero iniciado ha de ser
temerario; por consiguiente, el que tiene temor es que no ejecuta la invocación con la verdadera fe que Lucifer
requiere en los que han de pactar con él, y castiga con un sinnúmero de sufrimientos, y a veces con la muerte, a los osados que quieran hacerle juguete de sus engaños.
Para que las invocaciones tengan verdadera fuerza, será conveniente poseer algún Talismán, sin olvidar por
esto las advertencias anteriores.
En la sección correspondiente a las invocaciones y conjuros se hallará la explicación y modo de ejecutarla.
Instrumentos necesarios para las Artes Mágicas
Esta es la sección más importante de las ciencias ocultas, pues si los instrumentos no tienen la preparación
debida o no están bien grabados los signos que cada uno requiere, carecerán de las suficientes virtudes para los trabajos que con ellos hayan de ejecutarse. Por esto debe ponerse gran cuidado en su construcción, y después en su conservación y uso. Hecha esta indicación pasaremos a explicar por orden correlativo el nombre y fabricación de cada uno de los instrumentos.
Cuchillo de mango blanco.-
 En el día Júpiter, que es el jueves, y en ocasión de estar la luna llena en el horizonte, tomarás un cuchillo de acero nuevo que no haya sido usado para ningún objeto y lo meterás en el fuego por tres veces. Luego se colocará sobre una disolución de sangre de topo y jugo de la planta aromática llamada Pimpinela, que se tendrá preparada al efecto.
Tanto el topo como la planta han de ser cogidos en tiempo de luna llena y en día y hora de jueves, asi como
igualmente se ha de machacar la planta y sacar la sangre al topo en dicho día y hora de preparar el acero, en ocasión de hallarse la luna sobre el horizonte. Al bañar el acero con la preparación dicha, cortarás con el mismo un mango de cuerno de macho cabrio, que sea blanco, el cual se habrá preparado poco antes a fin de que posea la virtud necesaria.
Cuando se haya terminado la operación de colocar el mango, se dirá el siguientes conjuro:
"Yo te conjuro y formo instrumento
para que me sirvas en mis trabajos del Arte
 por la virtud e influencia del planeta Júpiter
 en cuya hora estás fabricado; por virtud
de los elementos, piedras preciosas, hierbas,
nieves, granizos y vientos. Es mi deseo que
poseas todas las virtudes precisas para
que yo pueda hacer aquellos trabajos que
me propongo, con verdadera seguridad.
A vosotros invoco en este mi trabajo ¡oh
espíritus superiores, que respondéis a los
nombres de Damahu, Lumech, Gadal,
Pancia, Velaos, Merod, Lamidoch,
Baldach, Ancretón, Mitratón, y Adonay,
para que me ayudéis en todos los trabajos
que me propongo realizarpara poder llegar
al conocimiento de las ciencias que vosotros
poseéis y cuyo primer paso doy en esta hora solemne".
Hecho esto colocarás el cuchillo en una bolsa larga de seda roja y lo perfumarás con polvos de rosa y de lirio de Florencia teniéndolo muy guardado para cuando haya de usarse.
Cuchillo de mango negro.-
 El cuchillo de mango negro debe hacerse en el día de Saturno, que es el sábado, siguiendo el mismo procedimiento que para el cuchillo de mango blanco, teniendo en cuenta que en el conjuro deberá decirse segundo paso en lugar de primero. El mango ha de ser negro y de cuerno de carnero. La sangre de gato negro con el jugo de la hierba Pimpinela.
La espada.-
 Para hacer este instrumento deberá acogerse el día de Marte, que es el martes durante el reinado de Capricornio, que es desde el 21 de Diciembre hasta el 21 de Enero; que sale la luna llena sobre el horizonte. Deberá tenerse preparado un topo para sacrificarlo el mismo día y bañar la espada en su sangre, mezclada con el jugo de hierba Pimpinela.
El mango puede hacerse de hueso o de la madera del avellano, quitándole en este caso la corteza con el mismo instrumento.
En las espadas deberá grabarse las mismas inscripciones que llevan, según quien haya de usarla, si es maestro, iniciado o novicio.
El puñal.-
 Este instrumento deberá fabricarse en día de Mercurio, que es el miércoles, tiñéndolo en la sangre de topo y con jugo de Mercurio; se le pondrá mango de cuerno negro de macho cabrio.
Lanceta.-
Para este instrumento se observarán las mismas reglas que para el puñal, sólo que el mango será del mismo acero.
Aguja-
 Iguales reglas que para el puñal y la lanceta.
El bastón.-
Este instrumento deberá fabricarse de rama de nogal, que no tenga ningún retoño. Debe cortarse en el di a del Sol, que es el domingo. Los signos se han de hacer en el dia de Mercurio (miércoles) con la pluma del Auca macho. Una vez terminado se dirá la siguiente conjuración:
¡Oh poderoso Adonay! Suplico tu intercesión
para que des a esta vara la virtud de gracia que
posees por los siglos de los siglos, amén.
En seguida lo rociarás con agua clara de rio, cogida en dia de domingo.
La pluma de Auca macho.-
Para adquirir una pluma de esta ave que posea todas las virtudes mágicas, deberás asegurarte bien, al tomar el Auca, que ésta sea macho, y que tenga todo su crecimiento. Lo sacrificarás en el día de Júpiter, alas 12 de la noche, a la luz de la luna llena y dirás:
Yo te sacrifico ¡oh ave sin par! en esta solemne
hora y en honor del poderoso y excelso Adonay,
al cual pienso dedicar los primeros trabajos que
haga y a quien conjuro para que revista tus plumas
de los dones mágicos necesarios para que me sirvan
bien en todos mis experimentos.
Dicho esto se degollará el ave con un cuchillo que no haya de usarse. Esta deberá tomarse del ala derecha del ave, procurando que sea la 5a pluma.
Varita mágica-
Se buscará un avellano silvestre o que no haya sido cultivado por la mano del hombre. Una vez hallado se deberá esperar el día del Sol, o sea el domingo, en el mes de Junio, en días 2 a 30; se tomará el cuchillo de mango blanco, y con él en la mano se deberá estar al pie del avellano, para en cuanto se presente el Sol
en el horizonte, cortar la rama que ha de utilizarse. Acto seguido se dirá:
Yo os ruego ¡oh gran Adonay, Ploim,
Ariel y Jehová! que seáis propicios en esta hora, concediendo
a esta varilla que voy a cortar la fuerza y virtudes
de las que poseyeron Jacob, Moisés y Josué.
Yo vuelvo a suplicaros, ¡oh! Adonay, Eloim,
Ariel y Jehová, la adornéis con la fuerza de Sansón,
la ciencia de Hiram y la sabiduría de Salomón, para
que pueda yo, por vuestra intercesión y por las
virtudes de que la adornéis, descubrir tesoros,
metales, aguas y cuanto se halle oculto a mis ojos.
Después de haber pronunciado con gran fe y ardor estas palabras, se levantará la vista a contemplar el Sol, y se hará el corte en tres tajos. Una vez en posesión de ello, se llevará a casa, se pondrá ligeramente a la lumbre para mondarle la cubierta o corteza con el mismo cuchillo y luego se sumergirá en agua clara de rio, diciendo:
¡Oh vara de virtud rara! Vales mucho más que el oro;
por ti lograré tesoros, y tú siempre serás vara. Se repite tres veces. Se
perfumará y guardará cuidadosamente.
Varilla misteriosa-
Para formar esta varilla deberán ejecutarse las mismas operaciones que para la varilla mágica y en la misma época, pero en día jueves. Deberá buscarse en la orilla de un rio, cuya agua sea cristalina, un junco silvestre que tenga bastante grosor. Se deberán seguir las mismas ceremonias, teniendo cuidado de decir en la invocación, al llegar al punto "de las virtudes con que la adornéis" vencer todos los contratiempos de esta vida y a todos mis enemigos.
Esta vara deberá tener sobre cuatro pies de largo. Es preciso tallar en la parte gruesa una cabeza de serpiente
con los ojos abiertos y formar en la otra punta la figura del rabo del mismo animal. Todo esto debe hacerse en el
mismo día y con instrumentos del arte. Cuando ya se tenga terminada, se deberá degollar un corderillo blanco.
Se formará un círculo con la varita juntando las dos puntas, se atará con una cinta blanca y se colocará en un
barreño nuevo, en el cual se tendrá cuidado de que caiga la sangre del cordero para que le sirva de bautismo. Durante
este acto deberá decirse: Yo te sacrifico, inocente corderillo, en conmemoración del sacrificio que hicieron los
israelitas en tiempo de Faraón, para que el ángel exterminador no maltratara las casas cuyas puertas se hallaban
bañadas de sangre. Asi yo pido en esta solemne hora del sacrificio, que la sangre que vierto sobre la vara, conceda
a ésta el poder de vencer a todos mis enemigos, tanto corporales como espirituales, y aun a mi mismo, en
aquellas cosas que puedan serme perjudiciales, lo cual espero me sea concedido por la intercesión de los espíritus
superiores, Adonay, Eloim, Ariel y Jehová presentes en este acto. Luego se sacará la varilla con la mano derecha,
se lavará en agua de rio y se guardará después de perfumarla, según las reglas indicadas.
Daga- Este instrumento sólo deberá ser usado por el maestro. Su construcción es como la Espada, sólo que la
empuñadura ha de ser del mismo acero que la hoja.
Gancho.- En este instrumento se han de observar las mismas reglas que en el cuchillo de mango blanco.
Bolina- La bolina será preciso fabricarla de madera de boj y con las mismas reglas que la varita mágica, a la
cual sirve de ayuda en cuantas operaciones hayan de ejecutarse.
En la invocación deberá decirse bolina en lugar de varita, y al sumergirla en el agua: Recibe, ¡oh bolina
misteriosa! los dones necesarios para que me descubras aquellas cosas que estén ocultas a mi vista y entendi-
miento, a fin de que yo pueda conocerlas. Póngase gran cuidado en imitar lo mejor posible todos
los dibujos y formas que tienen los instrumentos.
También puede hacerse de la pluma de la golondrina, la cual deberá ser la más larga del ala derecha, que se llama
espada. Se le arranca al ave y al hacerlo se dice "Sinre"; después se recorta con el cuchillo del arte y se escribe
sobre ella con la pluma del Auca Aneretón. Luego se perfuma como los demás instrumentos, y se dice: Yo te
conjuro, pluma del ave blanca y negra, para que me sirvas en los trabajos más delicados, prestándome tu ayuda y
virtud.
La golondrina no debe sacrificarse, pues eso seria de mal agüero.
Vestidos del mago v modo de prepararlos
Los vestidos deberán ser de tela blanca de lino la parte interior y de lana fina la túnica y el gorro o caperuza. El
color del gorro y de la túnica ha de ser negro, llevando bordados con seda roja los caracteres hebreos que tienen
en la parte del pecho y las palabras de la caperuza con hilo de oro y plata las estrellas y demás signos.
Los zapatos han de ser de piel blanca de cordero. En ellos se dibujarán con la pluma del Auca indicada en los instrumentos del arte, la cual se mojará en una disolución de cinabrio reducido a polvo, mezclado con agua y goma, lo que bien preparado hace el efecto de tinta.
En el gorro deberán ponerse además los nombres siguientes: Jehová a la parte de atrás, Adonay a la derecha. Eloy a la izquierda y Gibor al frente o delante.
Ceremonial del Mago
Esta parte es muy conveniente que se haga con mucha exactitud, pues conviene que el iniciado pase por las tres fases, que son: Deseo, perseverancia y dominio. La primera pertenece a la iniciación o sea deseo de aprender. La segunda al iniciado, que necesita la perseverancia para llegar al fin, y la tercera al maestro, que es el verdadero mago, puesto que ha logrado el dominio absoluto del arte.
No debe olvidarse que para lograr el objeto deseado se necesita proceder con absoluta vocación y buena fe, pues si las prácticas se hacen con un fin bastardo, los resultados serán nulos y acaso contrarios al fin que se busca. Ceremonia que deberá usar el que haya de principiar la iniciación
Una vez que hayas preparado todos los instrumentos del arte, los vestidos y demás enseres, será necesario que prepares un local a propósito para los experimentos que hayas de ejecutar. No olvides que ese local deberá estar prohibido para todos absolutamente y que en él no debe entrar ninguna persona que no haya efectuado antes pacto con alguno de los espíritus. Deberás procurar que haya dos ventanas, una al Oriente y otra al Poniente, y que esté en la parte más elevada de la casa; cubrirás todas sus paredes con una tela negra, teniendo mucho cuidado que no se halle en ella, ni en sitio próximo, ningún objeto bendecido ni símbolo o figura religiosa.
Para comprender la importancia de estas observaciones voy a referir un hecho ocurrido al célebre mago Atothas y que fue la causa de su muerte.
Tenia una habitación con dos ventanas, las cuales estaban bien colocadas y cerradas, no abriéndose más que las noches que hacía sus conjuros. Sucedió que en un riña ocurrida en la ciudad de su residencia, hubo una muerte, y el matador, para evitar ser conocido, lanzó el puñal con toda su fuerza y fue a clavarse en una de las ventanas de la habitación que el mencionado Atothas tenía para sus prácticas.
Pocos días después de este suceso, tuvo necesidad de hacer algunos conjuros e invocaciones, y por más volun­tad que puso en sus trabajos, éstos no le dieron resultado alguno. Desesperado y no sabiendo la causa a que esto obedecía, tuvo que resignarse por motivo que el Sol asomaba ya por el horizonte. Pasó cavilando todo el día, y a la noche volvió a preparar sus trabajos con orden metódico, se proveyó de los talismanes más poderosos,
hizo sus conjuros con energía y voluntad; pero nada, los espíritus no acudían a su llamamiento. Completamente desesperado, los maldijo a todos, y aun no eran pasadas dos horas, cuando fue preso por las autoridades y acusado del asesinato que otro había hecho. Fue registrada la casa y cuando salía el Sol, fue visto desde otra ventana por un esbirro el puñal que estaba clavado.
Cuando él se enteró de esta circunstancia, comprendió la causa de la inutilidad de sus conjuros en las dos últimas noches, por razón de que en el puñal estaba formada la cruz y no era posible que los espíritus de Lucifer salvaran aquel obstáculo.
Como generalmente en todos los pueblos y en todas las épocas se atribuye todo lo malo que otros hacen a los que se dedican a las artes misteriosas de la magia, no le valió al pobre Atothas querer demostrar su absoluta inocencia;
pues antes de llegar a la cárcel fue ejecutado por el populacho, incitado acaso por el verdadero asesino, para evitar que se aclarara el hecho y fuera conocida su inocencia, con lo cual se hallaba expuesto a ser preso de un momento a otro.
El novicio, para poder hacer los experimentos, invoca­ciones y conjuros, deberá en primer término estar libre de prejuicios, tener despejada su imaginación de todo pen­samiento que no sea dedicado al trabajo que vaya a ejecutar. Se lavará con agua de río, perfumándose luego con los polvos de rosa y lirio de Florencia. Al lavarse dirá;
Purifica esta agua que voy a usar ¡oh poderoso Adonay!;
para que a mi vez sea purificado y limpio, a fin de ser digno
de poderte contemplar en toda tu majestad y belleza. Así sea.
Una vez lavada la cara y la cabeza, te secarás con mucha tranquilidad y reposo, y luego tomarás los polvos de rosa y lirio con los dedos pulgar e índice de la mano izquierda y los echarás sobre el cabello y barba. Asimis­mo se perfuman los vestidos, y al ponerse cada prenda, se dirá: las gracias de Adonay se coloquen sobre mi persona con igual voluntad y cariño como yo cubro mi cuerpo con esta prenda que tengo preparada con todas las reglas del arte, a fin de hacerme digno de los espíritus a quienes haya de invocar. Así sea.
Una vez que se halle revestido de todas las prendas, dirá: En esta hora solemne quiero, invocaros con toda mi voluntad y buen deseo a vosotros, espíritus excelsos que me acompañáis en mis trabajos, Astroschio Asath, Bedrimubal, Felut, Anabotos, Serabilem, Sergem, Gemen, Domos y Arbatel, para que me seáis propicios y me iluminéis en aquellas cosas que mi inteligencia huma­na no puede comprender con verdadera claridad, supHen-do aquellos defectos que en mis trabajos haya, en atención a mi buen deseo y voluntad. Así sea.
Luego de practicado lo dicho, se puede pasar a ejecutar el trabajo que se quiera.
Las invocaciones son iguales para el novicio que para el iniciado o maestro; únicamente se distinguen las prácticas en que el novicio debe usar la súplica, el iniciado la persuasión; y el maestro el dominio o mando. Esto podrá variar, sin embargo, según el carácter valor y energía de la persona que practique.
Cualidades especiales para profesar las Artes Mágicas
La magia, como todas las ciencias, requiere induda­blemente condiciones muy especiales y las personas que se dediquen a su estudio y conocimientos. Por esto es conveniente hacer un examen detenido de las facultades que uno posee, a fin de lograr el fruto apetecido en cuantos trabajos se practiquen.
En primer lugar se ha de tener verdadero deseo y vocación, pues de no ser así, es inútil que se proponga conseguir nada, puesto que tomará el asunto por mero pasatiempo y no pondrá toda su voluntad y energía en los trabajos que realice.
En segundo lugar, se necesita que se ponga grande atención en preparar bien todo aquello que se proponga hacer, pues cualquier detalle que falte o distracción que tenga, ha de redundar en perjuicio de la obra misma, exponiéndose a no lograr el resultado que se busca.
También se precisa un estudio constante de las cosas naturales, para poder llegar, por medio de su investigación al verdadero conocimiento de lo sobrenatural, que es el fin y objeto de las artes mágicas.
Otra de las cosas que se han de tener muy en cuenta, es que por ningún concepto debe revelarse a nadie que no sea adepto en estas ciencias, las cosas sobrenaturales que llegue a conocer.
Con lo dicho bastará para que cada uno pueda juzgar si se halla bien dispuesto y si posee las cualidades que se requieren, pues siendo así, y teniendo valor y temeridad,
logrará cuanto quiera. Pero en cambio, si le falta la fe o el valor, o si no pone toda su voluntad en los trabajos, entonces, no debe esperar ningún resultado positivo, exponiéndose en cambio a que le suceda lo que menos espere.
El verdadero mago deberá ser, por lo tanto, estudioso, discreto y constante en sus trabajos; deberá muy especial­mente poner toda su fe y voluntad en cuanto haga, teniendo resignación cuando se le origine alguna contra­riedad, o no consiga en absoluto lo que busque.
No siempre los espíritus se muestran propicios para acudir a las invocaciones de los mortales, y a veces es necesario repetir el llamamiento conjurándolos de nuevo a presentarse y obligándolos, si no acuden, con algún talismán o amuleto que posea el suficiente dominio sobre ellos.
Modo de hacer la tinta con que se han de escribir los pactos, oraciones, etc.
Los pactos no deben ser escritos con tinta ordinaria. Cada vez que haya de hacerse un llamamiento al Espíritu, se debe cambiar de tinta.
Pondréis, pues, en un puchero nuevo, agua de río y los polvos que voy a describir: Tomad huesos del albérchigo sin quitar las almendras; ponedlos al fuego para reducirlos a carbones bien quemados; después, cuando estén ya muy negros, los apartaréis del fuego, los haréis polvo, lo mezclaréis a una cantidad igual de hollín de chimenea, les
añadiréis el doble de nueces de agallas, el cuadruplo de goma de arábiga, y pasados dichos polvos, bien revueltos, por un cedazo muy tupido, los echaréis en el agua de río que se ha indicado.
Pero hasta ahora no tendréis más que una tinta parecida a las corrientes. Para que surta los efectos mágicos es preciso añadirle carbones de ramas de helécho cogidas la víspera de San Juan, perfectamente machacadas; carbón de sarmiento cortado en la luna llena de Marzo; mezclan­do todo, se hervirá por espacio de cinco noches seguidas suspendiendo la operación de día. Cada vez que empiece la cocción, se invocarán los Espíritus sobrenaturales. Terminada de hacer la tinta, se expondrá de noche, al aire libre, de modo que los rayos de la luna, en menguante, caigan sobre la tinta y la impregnen de su virtud mágica.
Todo esto, una vez efectuado, hará que la tinta esté lista para la escritura de los pactos, oraciones y demás documentos, por medio de los cuales os habéis de poner en comunicación con los Espíritus.
Al hacer uso de ella hay que agregarle dos gotas de sangre del dedo corazón de la mano izquierda, que deberéis sacar pinchando un poquito con un alfiler que sea nuevo.
 
De las horas y virtudes de los planetas
Es muy conveniente conocer las horas que domina cada planeta en el Universo y los experimentos que deben hacerse según el planeta que rige.
CIRCULO GORTICO.
ESTE ES EL CIRCULO EMPLEADO POR LOS MAGOS NEGROS(BRUJOS) EN SUS EVOCACIONES DIABÓLICAS.
A este objeto deberá tenerse muy presente la tabla siguiente, que está ordenada según la importancia de cada
uno.
1° Solday (Saturno) domina el Sábado.
2° Zedex (Júpiter) domina el Jueves.
3° Madime (Marte) domina el Martes.
4° Zemen (el Sol) domina el Domingo.
5° Hoyos (Venus) domina el Viernes.
6° Cacao (Mercurio) domina el Miércoles.
7° Zebec (Luna) domina el Lunes.
Los experimentos deben hacerse siempre por la noche, desde la hora de las doce en adelante, en cuanto se refitra
a invocaciones y conjuros.
Para descubrir tesoros ocultos, minas, aguas, etc., deberán utilizarse las horas de la mañana, desde que raya el alba hasta antes de la salida del Sol.
Las horas de Saturno, Marte y Venus son buenas para hablar a los espíritus. Las de Mercurio para hallar las cosas hurtadas, tesoros ocultos, aguas y minas. Las de Júpiter para llamar las almas de los que están muertos. Las de la Luna y el Sol tienen virtudes especiales, por lo cual puede decirse que sirven para todos los experimentos
en general. Es muy necesario tener gran fe y voluntad absoluta en la
hora de ejecutar las invocaciones o cualquiera otro sortilegio, procurando que no falte ningún detalle, a fin de lograr que la operación esté bien hecha. No nos cansare­mos de advertir que cualquier circunstancia, por insigni­ficante que parezca, puede malograr la operación mágica en cuyo caso habría necesidad de principiar de nuevo.
Del modo de ejecutar los experimentos
Una vez que la persona que haya de ejecutar un experimento tenga todo el conocimiento necesario y la suficiente vocación y fe, deberá preparar aquellos instru­mentos que le hayan de servir en la operación, los cuales perfumará, invocando para ellos las virtudes mágicas con la siguiente oración:
¡Oh, admirable Adonay, que reinas y moras en todo lo creado, siendo a la vez arbitro soberano de todo el sistema planetario! Humildemente imploro tu protección en esta hora suprema, para que adornes a estos instrumentos de que me voy a servir, de todas las virtudes necesarias, a fin de lograr el resultado que deseo en el experimento mágico que quiero ejecutar. Accede a mi ruego, ¡oh, poderoso Adonay! ya que te imploro con la verdadera fe que requieres en los que solicitan tu ayuda. Te ofrezco, en cambio de tu servicio, todo cuanto soy y valgo, y hasta la sangre de mis venas, si de ella quieres disponer, ponién­dola por sello de nuestro pacto y eterna amistad.
Dicha la anterior oración y preparados todos los instrumentos, se puede pasar a ejecutar los varios expe­rimentos que se indican a continuación.
Experiencia de la invisibilidad
Teniendo preparados todos los instrumentos para esta experiencia, dirás de todo corazón las palabras siguientes:
Scaboles, Hebrion, Erimigit, Gabolii, Semitrion, Metinobol, Sabaniteut, Heremabol, Cañé, Methe, Bal-iti, Catea, Timeguel a vosotros excelsos espíritus, me dirijo, a fin de que por el imperio que ejercéis sobre todas las criaturas, me ayudéis en esta obra, para que por vuestra mediación pueda yo ser invisible. Luego se dirá:
Yo os invoco, os conjuro y os conmino a vosotros, espíritus de in visibilidad, para que sin tardaros consagréis a este experimento, al objeto de que yo pueda ciertamente ser invisible sin temor ninguno. Por segunda vez os conjuro por el poder de Lucifer, vuestro soberano Señor, y por obediencia que le debéis quiero que me cedáis vuestra
ayuda, realizando esta experiencia lo más pronto posible. Fiat, Fiat, Fiat.
Dicho esto, se tomará la espada con la mano izquierda y se ejecutará la misma operación indicada en el expe­rimento anterior. Igualmente deberá hacerse con el vaso de vino, pues éste representa la sangre, y el licor que se le agrega el espíritu, y posee gran eficacia en todas las artes
mágicas. Terminadas que sean estas ceremonias deberá decirse:
¡Oh, espíritus invisibles e impalpables! Yo, el más insignificante de los mortales, os suplico por última vez que cubráis mi cuerpo del fluido misterioso que vosotros poseéis, para que ninguna persona pueda verme en el espacio de tiempo que dure esta prueba de la invisibilidad
Experiencia de amor Para hacer la experiencia del amor o para conseguir el
amor de una persona, ya sea hombre o mujer, deberá hacerse lo siguiente: Se escogerán las horas de Venus o de la Luna, se formará con cera virgen una figura, que se aplicará a la persona de quien se desea ser amado. Una
vez hecha la figura, se dirán sobre ella las palabras siguientes:
Noga, Ales, Astropolim, Asmo, Cocav, Bermona, Tentador y Soignator, yo os conjuro a todos vosotros, ministros del amor y del planeta, por aquel que es vuestro soberano y señor, que adquiera la virtud deseada, que deberá obtener por la potencia del muy poderoso Adonay, que vive y reina por todos los siglos de los siglos.
En seguida escribirás en la parte del pecho y vientre de la figura con la pluma del aura y la tinta de los pactos, estas o parecidas palabras, según sea tu deseo:
Quiero que fulano (o fulana) quien representa esta figura, no pueda vivir, no sosegar más que a mi lado y que me ame eternamente. Estos caracteres que he trazado que tengan la virtud mágica suficiente para ni que él (o ella) sea querido de nadie que no sea yo.
Luego se pronunciará la siguiente oración:
¡Oh, tú, muy poderoso rey Paymon, que reinas y dominas en la parte occidental del universo.' ¡Oh, tú. Egim, rey muy fuerte del imperio helado y cuyo frió mandas a la tierra! ¡Oh, tú, Asmodeo, que dominas al mediodía! ;0h, tú, Almemon, rey muy noble, que reinas en el oriente y cuyo reino debe durar hasta el fin de los siglos! yo os invoco y os suplico concedáis a esta figura todos los encantos, hechizos y sortilegios, para que, por su mediación pueda lograr que fulano (o fulana) no pueda
querer a nadie más que a mí, consiguiendo por vuestra influencia que venga a mi casa.
Estando esto hecho pondrás la imagen debajo de la cabecera de tu cama, y a los tres días verás cosas admirables.
Si esta experiencia se hace con cuidado, ni la tierra, ni el hierro, ni las cadenas, impedirán que la persona a cuya intención se aplique venga a tí, pudiendo lograr de ella todo lo que desees.
También puede hacerse la figura de plomo o metal, pero siempre se escribirá con la pluma del auca y la tinta mágica de los pactos.
Experiencia de gracia y agrado
Esta experiencia sirve para agradar y hacerse querer de todo el mundo en general, pudiendo también dedicarla a alguna persona de la cual quiera uno ser amado en particular.
Se escogerán las horas de Venus o Luna por ser las más convenientes para dedicarlas a las experiencias de amor, se escribirá en un pergamino virgen con la pluma del auca, bien perfumado, mojándola en la tinta de los pactos, las palabras siguientes:
Ruégete, Adonay, que deposites en este pergamino inmaculado los misteriosos efluvios de la gracia y la impenetración con que el poderoso Sr. Alpha y Omega, Señor y Soberano de todas las ciencias y artes, te ha dotado, para concederlas graciosamente a los mortales
que sean dignos de tus dones. Yo, el más misero de todos, espero ser favorecido por tí con la gracia necesaria para merecer el aprecio general y particularmente el de fulano de tal (o fulana), cuyo cariño deseo poseer desde este momento, y que sea eterno como lo es el soberano señor Alpha y Omega de las ciencias cabalísticas. Asi sea.
Una vez que ya esté escrito el pergamino lo doblarás con cuidado en cuatro dobleces y lo colocarás dentro de un trapo de seda encamado, que sujetarás con un alfiler nuevo, colocándolo sobre el costado izquierdo, encima del corazón. Si la operación está bien hecha y si eres digno
de los dones de la gracia, no pasará mucho tiempo sin que se vea logrado tu deseo.

EL GATO NEGRO PODER MARAVILLOSO DE LA MAGIA.
SORTILEGIOS
Los sortilegios se forman por medio de prácticas y ceremonias mágicas, sirviéndonos de ellos para lograr aquellas cosas que por medios naturales no nos sería posible adquirir.
En esta sección hemos puesto aquellos que son más usuales a las necesidades de la vida o al logro de nuestros deseos y aspiraciones.
Sortilegio para ligar a una persona
Para este sortilegio hace falta un Talismán de Venus, colocándolo sobre un trapo de seda verde, en el que se clavarán tres clavos pequeños dorados, que servirán para la ceremonia. También se necesita un objeto, retrato o figura, que esté dedicado a la persona que se quiere ligar,
en el cual se habrá de clavar uno de los clavos, según se indica en la siguiente:
Invocación a Santa Elena
j0h gloriosa Santa Elena, madre amantísima del Gran Constantino Emperador Romano! Vos, que siendo hija de rey y reina, al monte Olívete fuisteis por vuestro entra­ñable amor hacia el Divino Jesús.
Yo quiero vuestra poderosa intercesión para conseguir lo que deseo. Estos tres clavos de Nuestro Señor Jesucris­to, imitación de los que Vos poseísteis, dispongo de ellos en la forma que Vos lo hicisteis. Uno lo doy a vuestro hijo, el gran Constantino, por lo cual queda en vuestra bendita imagen; otro lo tiro al agua como Vos lo tirasteis al mar para salvación de navegantes, y el otro lo clavo en este objeto dedicado a N.* para que se clave en su corazón, a fin que no pueda comer, ni en cama dormir, ni en silla sentar, ni con mujer ni hombre hablar, ni tenga momento
de reposo, hasta que por vuestra intercesión se rinda a mis plantas.
Si esto que deseo me fuere concedido por vuestra mediación, yo seré toda mi vida vuestro más amante y
sincero devoto (o devota), por los siglos de los siglos, amén.
* Aqui el nombre de la persona que se quiere ligar.
Otro sortilegio al mismo objeto
Tómese un anillo de oro en el cual haya un diamante engastado, que no haya sido usado, y envuélvase en un pedazo de seda. Se coloca sobre el corazón y se lleva durante nueve días y nueve noches.
Al cumplir este plazo, se vuelve a tomar el anillo y a la salida del sol se graba con la lanceta, alrededor del oro, la palabra Scheva. Se juntarán luego tres cabellos de la persona que se quiera con otros tres del mismo que hace la experiencia. Luego se coloca en una bolsa de seda verde y se pone sobre el corazón durante seis días.
Después de lo indicado, se guardan cuidadosamente los cabellos en la bolsa de seda, diciendo:
Es mi deseo más vehemente que asi como los cabellos de fulana (o fulano) se juntaron con los míos, asi se junten también nuestros cuerpos y almas en amoroso abrazo durante el tiempo de nuestra vida y residencia en este planeta. Asi sea, por la virtud de Scheva, asi sea.
Hechas las ceremonias indicadas, sólo resta conseguir que la persona amada admita la sortija y la use, que si esto se logra, el mágico hechizo obrará sobre ella de una manera sorprendente.
Sortilegio para enamorar
El 24 de Junio, por la mañana, antes de salir el Sol, recoged la planta Enula campana, hacedla secar y redu­cidla a polvo junto con ámbar gris; meted estos polvos
dentro de un saquito que llevaréis suspendido por espacio de nueve días sobre vuestro corazón. Se darán en comida o bebida unos pocos de estos polvos a la persona que deseéis os ame, y os amará infaliblemente. Llévese consigo el Talismán de Venus.
Otro al mismo objeto
Tomad un corazón de golondrina, uno de pichón, y otro de gorrión, mezclad con ellos unas gotas de vuestra sangre; se pican con el cuchillo de mango blanco y se ponen a secar al homo hasta poderlo reducir a polvo. Hecho esto se darán en comida o bebida a la persona que se quiera lograr.
Sortilegio para que pueda saber una mujer el marido que tendrá
La mujer tomará dos pequeñas ramas de álamo blanco que atará en sus medias con una cinta de hilo blanco y antes de acostarse colocará sus medias debajo de la almohada; después se frotará las sienes con un poco de sangre de abudilla (saliendo del animal) y dirá la oración siguiente: Kivios clementissime qui Abraham servus tuus desdste usorem et filio ejus obedientíssimus, per admira-bile signum indicati Rebecan; usorem indica mihi anclle tue quem seni napture vivan per ministerium Bulideth Anssaibi Ahumalithi, amén.
Esta ceremonia se hará durante nueve noches, colo­cando la almohada y las medias en la parte de los pies, y acostándose en esa dirección. Si se hace bien la prueba, verá en sueños al hombre con quien ha de casarse.
Para que un hombre vea la esposa que tendrá
Se tomará coral pulverizado, polvos de imán y sangre de pichón blanco. Se formará una pasta que se meterá dentro de un higo grande; se envolverá todo con un pedazo de tafetán azul; al acostarse se colgará este amuleto al cuello y se pondrá debajo de la almohada un ramo de mirto. Cuando se acostara dirá la oración como en el anterior, variando las palabras ancille tue quem seni napture vivum, por las siguientes: ser tua quam sine nupciorem suorem. También deberá poner la cabecera a los pies durante las nueve noches.
Sortilegios para aplacar la cólera
Con dos te miro, con tres te ato, la sangre te bebo y el corazón te parto. Cristo, valedme y dadme la paz. (Se repite tres veces). La virtud del Talismán Dragón Rojo contribuye al éxito de este trabajo.
Para llamar la suerte y librarse del mal Se compra un limón de los más pequeños, verdosos, ydos ajos con yerba buena, perejil, sal e incienso. Se pasa por siete pilas distintas de agua bendita, y al mojarlo en cada una se dice: El Talismán del poder magnético influye
en este sentido.
Para atraer a una persona que se desvíe
Se compra un limón de los más pequeños, verdoso y duro, se toman tres varas de cinta blanca de lustre y 50 alfileres nuevos y pequeños. Se clava un alfiler arriba del limón, o sea en la punta, dos en la parte baja y los demás se colocan clavados, formando cruz, por todo el limón.
Hecho esto, se ha de rezar durante nueve días a las doce del día y de la noche, la oración siguiente:
Fulano (aquí el nombre de la persona) no te dejaré vivir, parar ni sosegar hasta que tú, Fulano de tal, o Fulana (si es mujer) vengan a mi casa a buscarme. Quiero que no puedas vivir, ni sosegar, ni en ninguna parte parar, mientras que tú, N. no vengas a buscarme. Se reza un credo por la pasión y muerte de Nuestro Señor Jesucristo, y se dice: Este credo lo aplico a la intención de que fulano olvide a las personas que trae, menos a mi, por la virtud de
este limón y por el carino que le tengo.
Todo lo anterior se repite durante siete veces, haciendo un nudo a la cinta cada vez, en el centro. Cuando ya tiene los siete nudos, se coloca el limón atado con la cinta al costado izquierdo, donde deberá llevarse durante nueve días, sin que se entere nadie, y menos la persona a quien va dedicado, pues si se entera o lo toca se pierde el encanto y
hay que poner otro.
El rezo se repite durante nueve días a las doce del día y de la noche, pero no asi la operación de clavar los alfileres y de hacer los nudos, porque esto sólo debe hacerse la primera vez. El limón puede colocarse en una bolsita para ponerlo al costado izquierdo, pero es muy importante que vaya ésta atada con la cinta de los siete nudos.
Suerte del gato negro
Procurarás tener un gato negro, y todos los martes, a las doce de la noche, le frotarás el lomo con un poco de sal molida, recitando la siguiente oración:
¡Oh Planeta Soberano! Tú, que en esta hora dominas con tu influencia sobre la Luna, yo te conjuro por la virtud de esta sal y de este gato negro, y en el nombre de Dios Creador, para que me concedas toda clase de bienes, tanto en salud, como en tranquilidad y riquezas.
Sahumerio maravilloso contra maleficios
Se toma incienso en grano, estoraque en polvo, mirra también en polvo, laurel seco, cascaras de ajo, clavos de especia, y todo junto se echa a las brasas. Cuando se eleva el humo se dice la siguiente oración:
Casa de Jerusalén, donde Jesucristo entró, el mal a punto salió, entrando a la vez el bien; yo pido Jesús. también, que el mal se vaya de aquí y el bien venga para mí, por este sahumerio, amén. Luego se riega la casa con agua bendita.
Para quitar los flujos de sangre, los flujos blancos y los dolores de la matriz
Se toman hojas de naranjo, raíz de caña, ruda y ortigas. Se cuece todo junto y se toma una taza en ayunas durante nueve mañanas, y asi sucesivamente hasta que quedan completamente bien.
Filtro contra el amor
Si se quiere dejar de amar a una persona indigna de nuestro amor, se hará lo siguiente:
Se escogerá un lunes, cuando la luna esté en menguan­te, y a media noche, luego que el gallo con su canto haya ahuyentado los demonios, salid de casa y dirigios al borde de un riachuelo, de un estanque o del mar; os metéis con los pies desnudos y recogeréis tres flores de circe, diciendo a cada vez: ¡Oh phoebir re nevecute remerio amoris Ínter nos! Volveos a casa antes que el gallo cante y meteréis las tres flores en una redoma, con media cucharada de buen vinagre blanco; pondréis por espacio de trece noches esta redoma en una ventana a la influencia de los astros;
durante este tiempo haréis un ayuno extremadamente riguroso, y os abstendréis de tomar toda clase de licores; a los tres días meteréis en la redoma una cucharada de miel, cogida en otoño, y al mediodía, estando en ayunas, tomaréis este filtro, pronunciando las palabras mágicas dichas anteriormente; luego procuraréis encontrar la persona que queréis olvidar, y sin mirarla ni tocarla, disputaréis con ella y cesaréis de amarla. Este filtro también tiene la virtud de librar de la obesidad y de precaver los ataques apopléticos.
Filtro mágico para obtener los favores de una mujer
Tómese onza y media de azúcar cande o piedra, pulverícese groseramente en un mortero nuevo, un día viernes por la mañana, diciendo a medida que machaca­réis: Abrasar, Abracadabra. Mezclad este azúcar en medio cuartillo de vino blanco bueno, guardad la botella en una cueva oscura en un cuarto tapizado de negro, por espacio de veintisiete días, cada mañana tomad la botella y la agitaréis por espacio de un minuto, diciendo: Abrasar. Por la noche haréis lo mismo durante tres mi); utos, y diréis tres veces Abracadabra. A los veintisiete días pasáis el vino a otra botella, echándole dos granos de mostaza blanca, y tendréis el filtro hecho. A los tres días se agita y se cuela, convidando a comer a la persona que se quiere conseguir, y se la obsequia con el filtro indicado. Si lográis que beba la mitad, estad seguros que veréis satisfecho vuestro deseo.
Oración para librarse de ir de soldado
Señor y Creador, que no habéis querido que vuestra túnica fuese partida en pedazos sino que fuese jugada en suertes, hacedme a mi la gracia que salga libre del sorteo de hoy. Señor, libradme a mi, si queréis.
Se repetirá tres veces con gran devoción. El amuleto de la suerte no debe faltar al hacer esta súplica.
Oración para preservarse de los malos espíritus
¡Oh, Padre Todopoderoso! ¡Oh, Madre, la más tierna de las madres! ¡Oh, ejemplar admirable de la ternura maternal! ¡Oh, Hijo, la flor de todos los hijos! j0h, forma de todas las formas! ¡Alma, espíritu, armonía de todas las cosas, consérvanos, protégenos, condúcenos, líbranos de todos los espíritus malos que nos asedian continuamente, sin que nosotros lo sepamos! Amén.
Sortilegio de la sal
Se llama Alomancia a la adivinación por medio de la sal.
La sal ha sido, en todo los tiempos, considerada como sagrada. Entre los romanos era de mal presagio para el que daba una comida, si algún convidado se dormía antes que se hubiesen retirado los saleros. Los primeros cristia­nos empleaban y aun hoy se emplea la sal en algunas ceremonias religiosas, como el bautismo, siendo símbolo de la sabiduría.
Muchas personas consideran como anuncio de gran
desgracia, cuando por casualidad, se derrama un salero sobre el mantel.
Para conjurar este mal efecto, se toma con la punta del cuchillo un poco de la sal derramada y se lanza hacia atrás
por encima del hombro derecho, diciendo: Satán, toma tu parte y vete.
Oración para ganar al juego de la lotería
Es preciso, antes de acostarse, recitar devotamente esta oración, después de lo cual la colocaréis debajo de la almohada, escrita sobre pergamino virgen con tinta má­gica. Durante el sueño, el genio que preside vuestra vida, descendiendo del planeta, bajo el cual nacisteis, se aparecerá a vuestro espíritu, desligado momentáneamen­te de los torpes sentidos camales, y os indicará la hora, el
lugar, y si sois de los elegidos, hasta el número que debe tener vuestro billete.
He aquí la oración:
¡Oh, misterioso Espíritu, que diriges todos los hilos de nuestra vida! Desciende hasta mi humilde morada. Ilumí­name para conseguir por medio de los secretos azares de la Lotería el premio que ha de darme la fortuna, y con ella, la felicidad, el bienestar y el reposo. Penetra en mi alma. Examínala. Ve que mis intenciones son puras y nobles, y que se encaminan en bien y provecho mío y de la
humanidad en general. Yo no ambiciono las riquezas para mostrarme egoísta y tirano. Deseo el dinero para comprar la paz de mi alma, la ventura de los que amo y la prosperidad de mis empresas. Sin embargo, si tú conoces ioh, soberano Espíritu, clave de la infinita sabiduría, que yo no merezca aún la fortuna, y que todavía debo pasar muchos días sobre la tierra en medio de las amarguras y batalla de la pobreza, hágase tu voluntad; yo me resigno a tus decretos; pero ten en cuenta mis sanos propósitos, el fervor con que te invoco, la necesidad en que me hallo, para que en el día que esté escrito en el libro de mi destino, sean satisfactoriamente atendidos mis votos, que están expuestos con toda sinceridad, verdad y ansiedad de mi corazón. Amén.
No hay que perder las esperanzas si por acaso no acude el Espíritu a nuestro primer llamamiento. Vuestra oración es siempre escuchada y anotada. Al cabo, cuando ya os convenga la fortuna, vendrá, infaliblemente a vuestras manos. Pero no dejéis de recitar la anterior oración en la forma que se ha dicho. Conviene, en todo caso, jugar el primer número que se presente a nuestra imaginación, al despertar después del sueño mágico.
Modo especial de ligar a un hombre
Aquella mujer que quiera tener seguro al marido o amante con quien trate, tomará tres varas de cinta blanca, hará en ella siete nudos, colocando entre ellos unas tijeras abiertas en forma de espada o cruz.
Se tomará un poco de imán y se pondrá en una bolsita en unión de una moneda de plata que tenga estampadas las armas de España, (en el centro de cuyo escudo existen cuatro lineas formando cruz) a la que se agregará un talismán de Venus para mayor seguridad.
Hecho esto, sólo resta colocar la bolsita en el centro de las tijeras, anudándola siete veces con hilo blanco. El varón que esté con la mujer que use este sortilegio, no podrá hallar placer con ninguna otra, pero es de absoluta necesidad que él ignore la existencia de dicho sortilegio, puesto que en el momento que lo supiera perdería el encanto.
Para deshacer el sortilegio bastará con cortar todos los nudos, diciendo al mismo tiempo: Yo desligo a N. del hechizo que los nudos, cruces y medallas obraron sobre él, para lo cual corto y destruyo el sortilegio que por su virtud tenía formado.
Receta para obligar a un marido a ser fiel
Tómese la médula del pie de un cachorro negro, de los de raza llamada china, que no tiene pelo, y llénese con ella un agujero abierto en un pedazo de pan. Envuélvase todo esto en un trozo de terciopelo encamado, perfectamente ajustado y cosido. Después, descosiéndose la parte de colchón que queda entre el marido y la mujer, se introduce dicho envoltorio de modo que no incomode cuando se acueste el matrimonio.
Hecho esto, la mujer procurará tomarse muy amable y condescendiente, concordando en todo con la voluntad del marido. Procurará no reír cuando el marido esté triste, y le prometerá ayudarle y consolarle cuando por acaso la suerte le fuere adversa, fingiendo resignarse, si cree que su esposo tiene una querida.
Por la noche, al acostarse, y por la mañana, al levantarse, le dará un vaso de leche con huevo batido, azúcar, canela y clavo. En el caso de que la leche no fuera del agrado de su esposo, le preparará un vaso de buen vino con los ingredientes indicados.
Se despojará ella de toda la ropa que le sea posible, cuando duerma con él, acercando mucho su cuerpo al de su marido para trasmitirle su calor y su sudor.
Siempre que entre de la calle su esposo, le tendrá preparada alguna golosina, demostrando que no deja de pensar en él. Después le dará un beso, o muchos, en la
boca.
Si él fuese grosero o áspero, no lo contraríe nunca; si fuese dócil, aunque incestante, muéstrese ella siempre superior a él en los sentimientos y en los actos.
Receta para obligar a las mozas solteras v a las señoras casadas para que digan iodo lo que liarían, tendrían intención de hacer o han hecho
Tómese el corazón de un palomo y la cabeza de una rana, y después de bien secos y reducidos a polvo, llénese un saquito con estos polvos, que se perfumarán agregán­doles un poco de almizcle.
Déjese el saquito debajo de la almohada de la persona, cuando estuviere dormida, y un cuarto de hora después se sabrá lo que se desea descubrir: Luego se retira el saquito.
Receta para ser feliz en las cosas que se emprendan
Tómese un sapo verde y córtesele la cabeza y las patas seis domingos después de la luna llena de Septiembre;
déjense estos pedazos en remojo por espacio de veintiún días en aceite de romero, retirándolos pasado este plazo a las doce campanadas de la medianoche; exponiéndolos después por espacio de tres noches seguidas, a los rayos de la luna; calcínense en un puchero nuevo, mezclándolos luego con un poco de tierra de cementerio, precisamente de la tierra en que está sepultada alguna de las personas de la familia a quien se dedica la receta.
El que haga esta receta, exactamente como aquí se indica, puede estar cierto que el espíritu del difunto velará por su persona y por todo lo que emprenda, y la parte mágica del sapo velará por sus intereses. La reliquia del Caburé es de buen augurio.
Receta para hacerse amar por las mujeres
Ante todo, conviene estudiar, por poco que sea, el carácter o el genio de la mujer que se quiere conquistar y dirigir y regular la norma de conducta con arreglo al resultado que se ha obtenido de dicho conocimiento.
Será inútil recomendar, conforme a los recursos de cada cual, un traje, si no elegante o rico, por lo menos de una limpieza insuperable. El hombre puerco está incapacitado para enamorar.
Hay que advertir que esta limpieza, no sólo se requiere para la ropa, sino también para todas las restantes partes del cuerpo.
Observada esta primera condición, tómese seis meses después, el corazón a una culebra: la culebra, al cabo de mayor o menor espacio de tiempo, morirá, tómese enton­ces su cabeza, y tuéstese sobre una chapa caliente a fuego lento, redúzcase a polvo, machacándola con un almirez, después de haberla mezclado con algunas gotas de láudano. Cuando se quiera usar esta receta, restriegúense las manos con una parte de esta preparación. El efecto es seguro.
Receta para hacerse amar por los hombres
Frótese la mujer las manos con la anterior receta, y además practique lo siguiente:
Procurará la mujer adquirir del hombre que escoja una moneda, medalla, alfiler o cualquier otro objeto o pedazo de éste, siempre que sea de plata y que lo haya traído consigo por espacio de veinticuatro horas, por lo menos, como así el Talismán de Venus. Aproxímese al hombre escogido, teniendo dicho objeto en la mano derecha, y ofrézcale con la otra una copa de vino en cuyo fondo se haya desleído una bolita del tamaño de un grano de mijo de la siguientes composición: Una cabeza de anguila, un dedal de simiente de cáñamo, dos gotas de láudano y seis gotas de su propia sangre, tomadas del menstruo, en el mismo mes.
Luego que el individuo haya bebido la copa de vino con esta mixtura, amará forzosamente a la mujer que se lo da, pudiéndose renovarlos efectos del encanto una vez al año.
Para tener sueños felices
Puede lograrse de varios modos, por medio de figuras, signos, palabras o encantamientos, así como por medio de preparaciones de opio y de cañamones, mezclados en determinada proporción, como por ejemplo, cuatro onzas de cañamones por media onza de opio sólido, añadiendo a esta mezcla un grano de almizcle, y derramándolo todo en un cuartillo de vino generoso.
Esta preparación se usa mojando un trapito de hilo y aplicándolo a la frente al acostarse.
También basta, a veces, para obtener el mismo objeto, comer antes de acostarse, una manzana de la reina, cogida el día de San Juan, al salir la luna.
Para hacer danzar a una mujer desnuda Tómese mejorana silvestre, verbena, hoja de mirto, con tres hojas de nogal y tres de hinojo, todo cogido en la mañana de San Juan antes de salir el sol.
Después se seca todo a la sombra, se hace polvo y pasa por un tamiz de seda, y cuando se quiera usar, échese al aire hacia el lugar donde está la mujer, y el efecto sucederá al instante.
Para saber si una mujer es infiel
Es casi seguro que si se coloca en tiempo oportuno un diamante fino sobre la cabeza de una mujer que está durmiendo, se conoce si es fiel o infiel a su marido, porque si es infiel despertará sobresaltada, y si es casta abrazará a su marido con cariño.
Esta receta es de un efecto segurísimo, pues se ha experimentado infinidad de veces, habiendo resultado tal y como se indica, a menos de extraordinarias y descono­cidas circunstancias.
Para impedir que una mujer sea infiel
Tómese una madeja de su pelo, escogiendo los cabellos más largos; quémese sobre carbón hecho ascuas, y échense las cenizas sobre una cama, sofá o mueble cualquiera que antes se haya frotado con miel.
Procure el marido que se siente lo más pronto posible sobre aquel mueble, que después no podrá amar más que a él, ni tendrá gusto alguno en ser cortejada por otro Para que una mujer sea amada por un liombre a quien ella quiere
Tómese pelo de la barba del hombre que la mujer quiere que le ame, procurando que sea lo más inmediato posible de la oreja izquierda; y una moneda de plata que él haya llevado encima por lo menos medio día.
Póngase todo junto a hervir en un jarro de asperón nuevo lleno de vino, échese también saliva y ruda, y al cabo de una hora saqúese la moneda.
Cuando se quiera hacer la prueba se toma la moneda en la mano derecha, se acerca la mujer al hombre deseado, pronunciando estas palabras Rosa de amor y flor de espina, bastante alto para que él lo oiga; luego se le toca ligeramente el hombro izquierdo, y entonces él la seguirá a todas partes.
No se eche a olvido que es preciso que el jarro de asperón permanezca al fuego, porque el ardor del hombre se mide con el calor del vino.
Oración para preservarse del rayo
Se pasa una cinta blanca por el brazo, garganta o cinta de Santa Bárbara; esta cinta obra, para quien la posee, como un verdadero talismán.
Cuando empiece la tormenta enciéndase una vela que tenga una cuarta aproximadamente de largo.
Hecho esto, de hora en hora, después de lavarse la cara por tres veces con agua exorcisada, se dirá la siguiente oración:
"En vos confío. Señora, que intercedáis por mi cerca de Aquél que murió por los pecadores. Como esta cinta santa que poseo, tengo el alma pura y puras mis intenciones. Salvadme, Señora, si soy digno (o digna) de vuestra protección, contra los terrores del rayo".
íeceta para ganar al juego
r"pr un Tiirri-» Aa o-ynUn/^l-.-' "~ - -
Mándese hacer un higo de azabache, recomendando esencialmente que se labre con un instrumento nuevo y de acero.
Llévese el higo al mar, suspenso de una cinta de Santa Lucía, y pásese tres veces el credo, en voz muy baja, y se ofrece a Santa Lucía una vela.
El jugador traerá este higo al cuello, cuando jugare, teniendo sin embargo, cuidado de no dejarse cegar por la ambición, ni arrastrar por la codicia.
Magia del lluevo en la noche de San Juan
En la noche de San Juan Bautista, 24 de Junio, se deja al relente un huevo de gallina negra. El huevo debe quedar quebrado dentro de un barreño con agua; por la mañana, al nacer el sol, irás a verlo, y allí veréis vuestra suerte y los trabajos que tenéis que pasar en esta vida.
De la misma manera se puede hacer esta magia en la noche de San Antonio y de San Pedro.
Para curar el reuma
Se pone en una botella de aceite común algunas lombrices de plantas; se deja esta botella en estiércol caliente nueve días con sus noches; después se pasa el contenido de la botella a una cazuela y se cuece. Se dan fricciones con dicho aceite y es probado.
Modo especial de producir hechizos sobre los perros
Se toman unos trozos de cordilla o tripa de oveja; se llevan durante una hora en el sobaco y luego se le echan en varias veces al perro que se quiera hechizar.
En cuanto el perro coma el primer trozo, abandonará a su dueño y se irá tras la persona que se lo haya dado.
ENCANTAMIENTOS PRODUCIDOS POR LAS VIRTUDES Y CUALIDADES DE LOS SAPOS
Son muy fáciles de realizar esta clase de hechizos, siendo, según San Cipriano, el que tiene mayor poder sobre todos.
En el libro de su historia como hechicero, dice que el sapo tiene una gran fuerza mágica invencible, por cuanto el demonio tiene parte con él, desde el momento en que es la comida que Lucifer da a las almas que están en el infierno.
Por esta razón pueden hacerse con el sapo los encantos y hechizos que a continuación expresamos:
Palabras que se dicen al sapo después de tener los ojos cosidos
"Sapo: yo, por el poder de Lucifer, el principe de Belzebuth, te cosí los ojos, que es lo que debía hacer a...
(aquí se dice el nombre de la persona) para que no tenga sosiego ni descanso en parte alguna del mundo sin mi compañía y ande ciego por todas las mujeres (u hombres, según sea el sexo de la persona a quien se trata de hechizar). Véame únicamente a mi y en mi sólo tenga su pensamiento".
"Fulano (pronúnciese el nombre de la persona), aquí estás preso y amarrado sin que veas el sol ni la luna, hasta que no me ames. De aquí no te soltaré; aquí estás cautivo, preso, así como lo está este sapo".
La olla o vasija en que se coloque el sapo ha de contener un poco de agua, la cual se irá renovando todos los días con otra fresca.
Hechicería del sapo para hacerse amar contra la voluntad de las personas y para hacer casamientos
Supongamos que una enamorada deseara casarse con su novio o, con la persona a quien quiere, aunque no lo vea, y sea cual fuere, dentro de un breve plazo: suponga­mos también que el individuo, a quien la mujer quiere para casarse o para unirse a él, permanece, no ya solamente frió, sino reacio por cuanto no desea el casamiento o la unión.
Puede reducírsele y hacer que cambien en primer término sus ideas y después sus sentimientos, procedien­do en la forma siguiente:
Tómese un objeto del enamorado o enamorada y átese envuelto en la barriga del sapo, y después de realizada esta operación, átense los pies del sapo con una cinta roja, metiéndole dentro de una olla y orza con tierra mezclada con alguna leche de vaca. Después de practicadas todas estas operaciones, díganse las palabras que apuntamos a continuación, teniendo cuidado de colocar el rostro en la boca de la orza:
"Fulano (dígase el nombre de la persona), asi como tengo este sapo preso dentro de esta olla sin que vea el sol ni la luna, así tú no veas mujer alguna, ni casada, ni soltera, ni viuda. Sólo habrás de fijar tu pensamiento en mí; y así como este sapo tiene las piernas amarradas, asi se aprisionen las tuyas y no puedas dirigirlas sino hacia mi casa; y así como este sapo vive dentro de esta olla
consumido y mortificado, así vivirás tú mientras conmigo no te casares o unieres".
Dichas estas palabras se tapa la olla muy bien tapada para que el sapo no vea la claridad del dia; después, cuando hayáis conseguido vuestro deseo soltad el sapo, quitadle el objeto que rodeasteis a su barriga sin hacerle daño, y cuidadle bien, teniendo entendido que, de otro modo, la persona sufrirá las mismas molestias que el sapo.
Esta operación, igual puede hacerla el hombre que la mujer.
Receta para apresurar casamientos
Cójase un sapo negro y amárrese alrededor de la barriga dos cintas, una roja y otra negra, las cuales habrán de servir para sujetar a dicha barriga un objeto de la persona a quien se quiera hechizar, y métasele al punto en una orza de barro diciendo estas palabras:
"Fulano (el nombre de la persona), si amares a otra que no sea, yo, o dedicares a otra tus pensamientos, el diablo, a quien confié mi suerte, te encerrará en el mundo de las aflicciones, en la misma forma que yo acabo de encerrar a este sapo, y de donde no saldrás, como no sea para casarte conmigo".
Proferidas estas palabras, tápese bien la orza, refres­cando al sapo diariamente con el agua que le es indispen­sable para su vida. El día en que se ajustara el casamiento se le pondrá en libertad, teniendo cuidado de dejarle cerca de un charco de agua y de no maltratarle, pues de otro modo, el casamiento se realizaría, sí, pero la vida se haría insoportable para ambos cónyuges.
Para causar el mal de ojo
Toma dos ojos de león macho y ponlos a orear a la luz de la luna cuando esté en su cuarto creciente. Cuando estén bien oreados, ponlos en infusión con algunos gramos de pimienta en una botella de vino blanco rancio, que dejarás al sereno, cuando la luna se halle en su cuarto creciente. Una vez verificada la infusión citada, filtrarás el vino en un trapo de lino finísimo y puro y le agregarás una cucharada de miel. Después permanecerás encerrado en una habitación donde no penetre la luz durante veinticua­tro horas, al cabo de las cuales beberás un cortadillo del brebaje, elevando tu espíritu y pronunciarás estas pala­bras:
"Lucifer, Belzebuth, Astaroth, prestadme vuestro in­fernal poder contra... (aquí pronunciarás el nombre de la persona a quien quieras causar el maleficio) Amén".
Luego marcharás en su busca, con la mirada baja y procurando no mirar de frente a las personas a quienes no quieras causar mal, y al encontrarla la mirarás de frente durante algunos minutos, exclamando mentalmente:
"¡Por vuestra virtud, Lucifer, Belzebuth, Astaroth, cúmplase mi deseo ... Amén".
Está probado que realizada esta experiencia en la forma apuntada, la persona contra la cual os hayáis dirigido, sufrirá inmediatamente los efectos de vuestro maleficio.
Receta para conseguir a una mujer
Dice San Cipriano, que ante todo, conviene estudiar el carácter e inclinaciones de la mujer que se pretende, a fin de regular la norma de conducta que ha de observarse en relación a los deseos que con ella quieren satisfacerse, no siendo menos conveniente tener en cuenta que las mujeres se pagan mucho de la buena presencia y mejor porte de la persona que quiere obtener sus favores.
Observa esta primera condición, y después de haber declarado a la mujer que se desea las intenciones que de amarla y servirla tienen, tómese el corazón de un palomo virgen y désele a comer a una culebra; ésta al cabo de más o menos tiempo, morirá.
Cuando esto suceda, córtese la cabeza y seqúese a fuego lento o sobre una plancha de hierro caliente, y después de secar redúzcase a polvo, machacándola en un mortero o almirez, y después de haber agregado al polvo que resulte unas cuantas gotas de láudano. Cuando quiera usarse, habréis de restregaros las manos con esa prepara­ción, estrechando inmediatamente después las de vuestra amada.
Recetas para que el hombre se rinda a los deseos de las mujeres
Además de las indicaciones primeras que anotamos en la receta anterior, como es la de estudiar el temperamento, genio e inclinaciones de la persona a quien se desea subyugar, y de vestir con elegancia y aseo, la mujer procurará obtener del hombre que escogió, una moneda, una medalla, alfiler, objeto o pedazo de objeto, con tal que sea de plata y que el hombre haya llevado encima lo menos por espacio de veinticuatro horas. Obteniendo esto, la pretendiente debe acercarse al hombre teniendo en la mano derecha el objeto de plata y ofreciéndole con la otra una copa de vino, en la cual se habrá echado antes una pildora del tamaño de un gramo de mijo, hecha con los siguientes ingredientes:
Cabeza de anguila, una.
Semilla de cáñamo, lo que queda en las yemas de los dedos.
Láudano, dos gotas.
Luego que forzosamente haya bebido el hombre de este vino, amará forzosamente también a la mujer que se lo obsequió, no siéndole posible esquivarla mientras dura el encanto, cuyos efectos pueden renovarse siempre sin inconveniente alguno.
Sin embargo, si el hombre fuese tan fuerte que resistiese el medicamento o que éste no obrara con la prontitud y eficacia anheladas, la mujer debe invitarle a tomar chocolate, té o café, en lo cual mezclará los ingredientes que a continuación se expresan:
Canela en polvo, dos dedos.
Dientes de clavo, cinco.
Vainilla, la cuarta parte de una vaina.
Nuez moscada raspada, lo que quepa en las yemas de los dedos.
Inmediatamente después de echar los dientes de clavo, se extraerán substituyéndolos por dos gotas de tintura de cantáridas.
Cuando la mujer no tenga mucha prisa en asegurar y apoderarse del hombre bastará la primera preparación indicada, sin apelar a la tintura de cantáridas.
No ocultaremos que el hombre, al saborear el té, café o chocolate, podrá apercibirse de que tiene un sabor algo extraño, lo cual -cuando la mujer sabe y quiere- podrá atribuir a causas ajenas al buen condimento de las substancias de referencia, como, por ejemplo, a las adulteraciones que sufren los artículos en las tiendas, etc., etc.
Cuando la mujer, dotada generalmente de mayor penetración y perspicacia que el hombre, sospechare que éste se le escapa, bien porque otra se lo robe, o bien por haberla comenzado a mirar con recelo, primer escalón de la antipatía, si quiere retenerle y recobrar dominio sobre él, procederá en la forma siguiente:
Repetirá el medicamento cada quince días, y en los intervalos, convidándole a almorzar o a comer, le dará:
En el almuerzo, una tortilla preparada en la siguiente forma: bátanse los huevos muy bien batidos, agregándoles dos gotas de tintura de cantárida y échense de alto abajo los huevos ya batidos de una fuente a otra, diciendo:
"Pase este fuego que me devora al corazón de ... como estos huevos pasan de una fuente a otra". Repetida esta operación por tres veces, se hace la tortilla y se sirve caliente.
En la comida le dará a comer albondiguillas, teniendo cuidado de redondearlas una por una en el cuerpo sudado, pasarlas luego por el pecho y vientre y reteniéndolas un instante debajo del sobaco. Luego le servirá palomas vírgenes asadas, o golondrinas fritas.
En ambas comidas le obsequiará con una taza de buen café, colado por el faldón de una camisa con la cual debe haberse acostado la mujer por lo menos dos noches.
Contra filtros
Cualquier persona que ame a otra por la influencia de algún filtro que tome a dos manos la misma camisa que haya llevado durante sus amores; métase por la cabeza la manga derecha y al punto se verá libre del maleficio.
ENCANTAMIENTOS PRODUCIDOS POR LA SEMILLA DEL HELÉCHO Y SUS PROPIEDADES
Son en extremo maravillosos los encantos que se producen por medio de la simiente del helécho; como más adelante se verá, siempre que se observen para cogerla las prescripciones que establecen los antiguos magos, y particularmente San Cipriano.
En la verbena de San Juan, al dar las primeras campanadas de las doce, colocaréis una toalla o un paño de lino blanco debajo de una mata de helécho que ya habéis de haber elegido de antemano y bendecido en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, para que el demonio no pueda apoderarse de la planta.
Realizadas estas operaciones, que pudieran llamarse previas, trazaréis un círculo determinado alrededor del helécho, colocando dentro de él a las personas que acudan a esta ceremonia.
Colocadas dentro de dicho circulo las personas que pretendan la simiente del helécho, debe decir la letanía en voz alta para obligar al diablo a que se retire, el cual es indudable que pretenderá asustar a los concurrentes para que no consigan su propósito; pero al escuchar la letanía, que será precisamente la de los santos, todos los demonios se retirarán de aquel paraje. Terminada la letanía, se procederá al reparto de las simientes proporcionalmente a cada uno, sin que haya disputas ni contiendas, pues de otro modo, la simiente perderá toda su virtud.
Palabras que todos deben decir mirando a la simiente del helécho
"Simiente de helécho que en la verbena de San Juan fuiste cogida a la media noche en punto. Fuiste obtenida y caíste encima de un talismán, por lo cual deberá servirme para toda suerte de encantamiento, y asi como Dios es el punto humano de San Juan, así también toda persona por quien tú fueres tocada se encante conmigo.
"Todo esto será cumplido por el poder del gran Dios Omnipotente, por quien yo... (aquí se dice el nombre de la persona que hace la invocación) te cito y emplazo que no me faltarás por la sangre derramada por Nuestro Señor Jesucristo y por el poder y virtud de María Santísima, que sea conmigo y contigo. Amén".
Al final de estas palabras, rezaréis el credo en cruz sobre la simiente, haciendo al terminar, la cruz sobre aquélla (sobre la simiente).
De este modo queda la semilla con todo su poder y virtud, pasándola después por una pila de agua bendita.
Hecho todo esto, las semillas se meterán en un frasco, tapándolas muy bien.
Magia de las habas
Matarás un gato negro precisamente un sábado al dar la primera campanada de las doce, y lo enterrarás en un terreno cercano a tu casa después de haberle metido una haba en cada ojo, otra debajo de la cola y otra en cada oido. Hecho todo esto, cubre de tierra al gato y ve a regarle todas las noches al dar la media noche, con muy poca agua, hasta que las habas hayan brotado, estén maduras. Cuando esto suceda, corta la mata. Llévatela a tu casa;
pon luego las habas a secar para hacer uso de ellas cuando te pareciere. Colocada una haba en la boca tiene la virtud de hacerte invisible y, por tanto, puedes penetrar en cualquier lugar sin ser visto. Colocándote en la palma de la mano izquierda, apretándola con el dedo del corazón, y ordenando al diablo que se te presente, éste se te presentará, poniéndose incondicionalmente a tus órdenes.
Ten presente que cuando fueres a regar las habas, se te aparecerán muchos fantasmas con el fin de asustarte y de impedir tu intento. La razón de esto es muy sencilla; no le agrada al demonio ponerse al servicio de nadie, si antes no se ha entregado a el en cuerpo y alma. No le asustes, por tanto, cuando se te presentare, por cuanto no puede hacerte mal, para lo cual debes hacer, ante todo, la señal de la cruz y rezar un credo.
Magia con un hueso de cabeza de un gato negro
Pon a hervir un caldero de agua con le&a de vides blancas y de sauce, y cuando vaya a romper el hervor mete dentro de ella un gato negro vivo, dejándole cocer hasta que se aparten los huesos de la carne*. Realizada esta operación, seqúense todos los huesos con un paño de hilo y coloqúese la persona que está haciendo esta suerte delante de un espejo, metiéndose hueso por hueso en la boca hasta que la imagen de la persona que realiza esta operación desaparezca del espejo, lo que supondrá que ese es el hueso que tiene la virtud de hacer invisible a la persona que lo llevase en la boca. Cuando quisieres ir a alguna parte sin ser visto, te meterás el hueso en la boca y dirás: "Quiero estar en tal parte por el poder de la magia negra".
Es de advertir que no hay necesidad de introducirse en la boca todo el hueso para hacer la prueba del espejo;
basta apretarle un poco con los dientes.
Para vengarse de una persona y causarle mal
Cuando quisieras vengarte de un enemigo declarado y que él ignore tu venganza, puedes hacer lo siguiente:
·          Deberá tenerse el gato en un saco o en una cesta bien atado para zambullirlo.
Atarás a un gato negro que no tenga un solo pelo blanco en las patas traseras lo mismo que en las delanteras, con una soga de esparto.
Realizada esta operación, llevarás al gato amarrado en la forma indicada a algún bosque o encrucijada de las más solitarias que pudieres hallar, y alli dirás lo siguiente:
"Yo... (aquí debe decirse el propio nombre) de parte de Dios Omnipotente, mando que se me aparezca el demo­nio, so pena de desobediencia a los preceptos superiores. Yo, por el poder de la magia negra liberal, te mando, ¡oh demonio! Lucifer o Satanás, que te metas en el cuerpo de ... (aquí se dice el nombre de la persona a quien se desea hacer mal), a quien deseo causar mal, y asimismo te ordeno, en nombre de Dios omnipotente, que no te retires de su cuerpo mientras yo no tenga nada que ordenarte, y me hagas todo aquello que yo deseo, y consiste en... (aquí se dice lo que se desea que haga el demonio).
"Oh, grande Lucifer, emperador de todo lo que es infernal, yo te prendo y detengo, y te amarro en el cuerpo de ... (Fulano) en la misma forma que tengo preso y amarrado a este gato negro. Con el fin de que hagas todo cuando hubieres realizado mis mandatos'.
Cuando el demonio haya desempeñado su obligación, acudes al sitio en que hiciste el conjuro y le dices dos veces consecutivas: "Lucifer, Lucifer, aquí tienes lo que te prometí", y seguidamente sueltas el gato.
La persona que ejecute este trabajo debe llevar consigo el Talismán de la calavera.
Manera de obtener dos diablillos con los ojos de un gato negro
Mataréis un gato negro que no tenga ni un solo pelo blanco o gris, y después de haberle sacado los ojos, los meteréis dentro de dos huevos puestos por una gallina negra, teniendo cuidado de que cada ojo debe quedar separado en cada huevo. Después de hecha esta opera­ción, los meteréis, perfectamente escondidos, dentro de una pila de estiércol de caballo, advirtiendo que es de
necesidad que el estiércol esté y se conserve bien caliente mientras se generan los diablillos.
Dice San Cipriano, que debe irse todos los días junto al montón de estiércol durante un mes que es el tiempo que tardan en nacer los diablillos.
En la visita que diariamente debe hacer al estiércol que encierra ambos huevos, en los cuales se están engendran­do los diablillos, deberán decirse las siguientes palabras, a manera de oración:
¡Oh grande Lucifer! Yo te entrego estos dos ojos de un gato negro, para que tú, mi grande amigo Lucifer, me seas favorable en la súplica que haga a tus pies. Mi grande ministro y amigo Satanás, en vos entrego la magia negra para que pongáis en ella todo vuestro poder, eficacia y astucias con que os dotó el Ser Supremo, y que os dedicáis al daño y perjuicio de los humanos, pues a vos confío estos dos ojos de un gato negro para que de ellos nazcan dos diablillos, que me habrán de acompañar eternamente. Entrego mi magia negra a María Pandilla, a toda su familia y a todos los diablos del infierno, mancos, ciegos y tullidos, para que de aquí nazcan dos diablillos que me suministren dinero, porque yo quiero dinero por el poder de Lucifer, mi amigo y compañero de ahora en adelante".
Haced cuanto queda dicho y al fin de un mes, día más día menos, os nacerán dos diablillos que tendrán la figura de un lagarto pequeño. Una vez realizado el nacimiento, ponedlos dentro de un canuto de marfil o de boj y les daréis de comer limaduras de hierro o de acero.
Cuando estuviereis ya en propiedad de estos engendros del infierno, podéis realizar cuanto quisiereis, y, por ejemplo, si queréis dinero, bastará abrir el canuto y decir:
"quiero dinero", cosa que os aparecerá inmediatamente, pero con la condición única de que con él no podréis dar limosnas a los pobres, ni tampoco mandar decir misas, por ser dinero procedente del demonio.
HECHIZOS POR MEDIO DE UN MURCIÉLAGO
El murciélago ha sido uno de los animales que emplea­ron los magos primitivos para encantar a las personas.
Cuando quisieras servirte de él, lo harás en la siguiente forma y para casos que se indicarán.
Para hacerse amar
Supongamos que una joven o una señora cualquiera desea casarse con una persona determinada, a la mayor brevedad posible, debe obrar en la forma siguiente:
Adquiérase un murciélago y pásele por los ojos una aguja enhebrada con un hilo fuerte. Realizada esta operación, tanto la aguja como el hilo, han adquirido fuerza de hechizo y se empleará dando cinco puntos en forma de cruz con ella, en un objeto que pertenezca a la
persona a quien se quiere encantar, pronunciando las siguientes palabras:
Fulano o fulana (se dirá el nombre), yo te hechizo por el poder y fuerza de Luzbel, Beizebuth y Astaroth para que tú no veas ni el sol ni la luna, en tanto que no te casares conmigo. Por tanto, te conjuro a que lo hagas en el improrrogable plazo de ocho días, so pena de apelar a otros hechizos más poderosos. Luzbel, Beizebuth, Asta­roth, confirmad mi deseo y obligad a ... (aqui se dice el nombre) a que se subyugue en cuerpo y alma a los míos".
Ejecutado todo esto, hechizada la persona, ésta no tendrá un punto de sosiego, ínterin no se una a aquélla que produjo el hechizo.
Si más adelante no quisiera unirse a la persona a quien hechizó, debe quemar el objeto con que se hizo el hechizo.
Otra fórmula para hacer lo propio
Matad dos murciélagos, macho y hembra, de manera que podáis aprovechar su sangre, la cual mezclaréis, agregándole unas cuantas gotas de espíritu de sal de amoniaco, metiendo todo esto en un frasco de vidrio de dimensiones cómodas, a fin de que siempre podáis llevarlo en el bolsillo.
Cuando deseaseis hechizar a un joven, lo mismo que cuando ésta quisiere hechizar a un hombre, es suficiente con darles a oler el contenido del frasco.
Para ser bruja
Al tocar las doce de la noche del sábado tercero de un año bisiesto, tendrás encendido en la cocina un fuego, cuyas brasas estarán colocadas en un caldero de cobre en el cual arrojarás el corazón de un macho cabrio, el ojo de un cocodrilo, un sapo vivo y un cuarterón de azufre:
cuando esto humee, empezarás a desnudarte, y te untarás el cuerpo con manteca de Cóndor; coge después una escoba de caña y colócala entre tus piernas como si montaras a caballo, teniendo precaución de tener abierta la ventana de la cocina; en seguida pronunciarás esta frase.
Adonay, Sibila, Tiberina, Hermes, Magos, Dragones infernales, Moloch Moloch Demolay, espíritus inferna­les. Gran Pitosina de Endor, sombras que a estas horas vagáis por el reino de las tinieblas, espíritus diabólicos, hijos de Satanás, admitidme en vuestras saturnales y en vuestros aquelarres; dadme vuestra gracia y el valor y la ciencia necesarios para practicar el bien y el mal; dadme parte en vuestras acciones, vuestras alegrías y vuestros tormentos. El fuego que el macho cabrio que os preside arroja por la boca, inflame mi pecho y me haga acreedor a sus caricias.
Del rey de la noche, y de vosotros soy esclavo y siervo en cuerpo y alma, a vosotros me entrego. Tenebras filio aspak Phares Niskhap Nisan".
Ya acabada esta invocación, sentirás un movimiento en la escoba del que no debes asustarte, porque es prueba de valor a la que Satanás te somete; si la resistes saldrás por
la ventana montada en la escoba, desaparecerás por los aires, y serás conducida al aquelarre de las brujas.
Oración para librarse de los malos espíritus
En nombre del Señor.
En quien hizo el cielo y la tierra.
En el Señor con vosotros.
Y con tu espíritu.
Contra tí, espíritu rebelde, por los méritos de las llagas de Cristo, invocando el auxilio divino y la virtud del dulcísimo nombre de Jesús junto con el de la Sagrada Virgen María, de los santos Angeles y beatísimos apósto­les, mártires, confesores y vírgenes y todos los santos, conjuro contra tí y mando que te alejes, haciendo disolver cualquier maleficio que hayáis echado, y cualquier male­ficio yo lo disuelvo en nombre de Jesús de Nazaret, y deseo que se disuelva, y te ato con el precepto formal de obediencia para que no puedas permanecer ni volver a hacer venir a otro, y no puedas perturbar ni maleficar, bajo las penas de permanecer continuamente en el fuego, y azufre ardiendo por millares de años.
En el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que vive y reina con el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Amén. Se recorre luego la casa, haciendo cruces con agua bendita y un instrumento cortante en cada pared diciendo:
"He aquí la cruz de nuestro Señor Jesucristo Salvador del mundo; marchaos, espíritus maléficos".
Medalla y oración para que todo el que la traiga consigo, o la leyere, esté a salvo de hechizos y maleficios
La medalla la llevarás contigo y ha de ser la que tiene en el centro el Señor y letras griegas, rodeada de rayos para indicar que su nombre llega por todas partes. No te la pondrás encima sin haber hecho ayuno riguroso por espacio de nueve días, y la llevarás tanto de día como de noche.
La oración es la siguiente: Tú que eres Dios fuerte y poderoso, que moras en la grande cumbre y eres santo y elevado en todos tiempos. Dios y Señor conozco tu santo nombre, y lo amo de todo corazón, hoy todo mi firme y puro corazón y toda mi voluntad, pongo en tu amor y en tus mandamientos para que me guardes y me envíes tu amor y misericordia, porque rompas y desates todos los hechizos de día y de noche, y porque a tu santo nombre huya todo enemigo de aquél y de aquélla que sobre si trajera esta oración, o le fuera leída tres veces al año en tres domingos diferentes y con ella librados y desatados de todo mal y de todos males hechos su obra aprovechen, y tu señor les guardes de todas sus asechanzas por el santo nombre de Dios glorificado y ensalzado en el cielo y en la tierra".
TALISMANES
Se llama talismán a toda medalla sobre la cual se hayan estampado o grabado caracteres hebraicos que tienen virtudes maravillosas, según la constelación bajo la cual se imprimió, para curar enfermedades, alejar tormentos, destruir cosas nocivas, dar a los hombres honores y riquezas, hacer felices los viajes y negocios y producir prodigios.
Su uso se remonta a la más lejana antigüedad, y ha sido y es propio de todos los países y de todos los tiempos.
Los egipcios usaban como valioso talismán la figura de un escarabajo.
Los griegos daban a los talismanes diferentes nombres, según las propiedades que les atribuían.
Los romanos tenían pequeñas figuras de bronce que llevaban consigo. La "buya" o dije de oro que los generales o cónsules llevaban al cuello en la ceremonia de la Ovación, conte­man talismanes.
Lo que llamamos actualmente "higa", que no es más que la figura del puño cerrado sacando el dedo pulgar entre los dos inmediatos, era otro de los talismanes más usados.
Los gentiles llevaban colgada del cuello una de estas figuras, con la que creían preservarse del "mal de ojo".
Los moros las usan aún; y entre nosotros no se ha desterrado todavía poner una "higa" entre los dijes que se prenden del cuello de los niños.
Puede decirse que los talismanes son jeroglíficos de los egipcios, que han sido los promotores de esta práctica, que representaban las imágenes de Isis, Serapis y Osiris, símbolos del Sol, de la Luna y de la naturaleza; los hebreos tenían los caracteres de su escritura, y les estaba vedado trazar en ellos ninguna otra figura. Los rabinos, que hacían profesión de filosofía oculta, eran afectos en su teología y en los misterios de su religión a emplear palabras sagradas para hacer hablar a los oráculos;
empleaban en sus prácticas encantamientos, sortilegios y adivinaciones. Se ve frecuentemente en sus cuadriláteros y triángulos figurar los nombres de Jehovah, Adonai, Sabaoth, etc., a los cuales atribuían el poder de preser­varles y sacarles de los mayores males y peligros.
Sus talismanes, que han sido conservados, estaban trazados sobre trozos de pergamino, o en láminas de oro, de plata, de cobre o de plomo.
Los talismanes superiores se representan frecuente­mente por imágenes astrológicas, es decir, por las figuras de los planetas o constelaciones, y tales talismanes tienen por objeto preservar de los naufragios, de las enfermeda­des, de las tempestades, de la muerte violenta, etc., mezclando con nombres profanos el de Dios, el de Nuestro Divino Salvador y el de los Angeles y Santos.
En cuanto a los talismanes de los judíos, representaban un Pentodo donde estaban escritos, en un lado, los nombres de los ángeles, y en el otro, los nombres de Dios. Algunas veces se compoma sólo de las primeras letras de los versículos de los salmos.
Más tarde casi no se conoció otro talismán que el de Paracelso, que era una pequeña medalla en la que estaba estampada la serpiente de bronce de Moisés.
En general, y según ya hemos dicho, un talismán es una reliquia a la que se atribuye determinado poder. Estos talismanes no pueden ser indiferentes, ni tampoco grabar­se a capricho ni consagrarse en cualquier día de la semana. Hay talismanes del Sol, Dragón Rojo, Llave de los pactos. Poder magnético, de la Suerte, Venus, Caburé, Estrella Mágica, Calavera y otros, cada uno de los cuales tiene su virtud para determinado género de cosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada